Tener suficiente tiempo en estos…

Lecturas de verano. Elige uno…

Haz una fiesta. No se…

Almuerzos largos y relajados. Otro…

Escribe una lista. Ya un…

Sueña despierto. Ya de regreso…

Tener suficiente tiempo en estos días, te podría servir para dedicarlo a tu carrera profesional, sin dejar de estar relajado y divertirte un rato. Foto: Especial

POR: KATYANA GÓMEZ | COLABORADORA

Editora de Dinero en Imagen, egresada de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García.

CIUDAD DE MÉXICO.- Las vacaciones de verano están en todo su apogeo y probablemente lo menos que quieres hacer es pensar en el trabajo. Sin embargo, tener suficiente tiempo en estos días, te podría servir para dedicarlo a tu carrera profesional, en pendientes que probablemente no podrías hacer durante el resto del año.

Para sacar mayor provecho a esta temporada de descanso, Adrian Granzella de The Daily Muse comparte cinco actividades relajadas y divertidas que te ayudarán en tu carrera, que te convendría realizar durante tus días de descanso.

Lecturas de verano

Ya que estás recostado cerca de una piscina o relajado en algún destino de descanso, puedes aprovechar unos minutos de todo ese tiempo libre para leer algo que te ayude a regresar al mundo real mejor preparado.

Elige uno o dos libros relacionados con tu carrera, algo sobre productividad, management u otro tema que sepas que te podría ser útil. Si no sabes qué leer, ve los cinco títulos que recomienda Bill Gates para esta temporada.

Haz una fiesta

No se trata de cualquier reunión, sino de un evento que te permita hacer networking, claro que no tiene porque ser aburrido. Puede ser un asado en casa, un encuentro casual que te permita convivir con algunos amigos, compañeros de trabajo o conocidos de la industria a la que te dedicas. Invita a tres personas y a su vez pídeles a cada uno que inviten a tres más, así podrías crear nuevos contactos y pasar un buen rato.

Almuerzos largos y relajados

Otro buen pretexto para generar contactos nuevos o reforzar la relación con gente que no ves frecuentemente.

La ventaja de tener días libres, es que puedes dedicar más tiempo a convivir más tiempo en la mesa después de comer un rico platillo. Puedes plantearte la meta de agendar al menos dos o tres citas con algún contacto profesional para almorzar.

Busca aquellos excompañeros que tal vez están trabajando en lugares donde te gustaría buscar una oportunidad. También puede ser gente de la que te gustaría sacar uno que otro tip para conocer qué se necesita para conseguir el ascenso que deseas.

Escribe una lista

Ya un poco más relajado, sin la presión del día a día, puedes sentarte a reflexionar un poco sobre cuáles serían tus siguientes movimientos profesionales.

A menos que tengas planeado quedarte donde trabajas hasta jubilarte, siempre es buena idea tener una lista de las organizaciones o empresas donde te gustaría probar suerte.

Dedica una tarde libre a investigar en Internet sobre las compañías del campo laboral donde a ti te gustaría estar. Descubre qué tipo de clientes y proveedores tienen, y cuáles son sus prestaciones. Aprovecha para seguir esas empresas en sus redes sociales y si es posible ver su interacción.

Sueña despierto

Ya de regreso al camastro o el sofá, puedes dedicar un par de horas para reflexionar sobre qué es lo que sigue en tu vida profesional. Tal vez imaginar cómo quieres verte en dos, cinco o incluso 10 años en el futuro.

No te concentres en si es o no posible lo que deseas, o lo que necesitas para lograrlo, solo date permiso de soñar sobre las cosas que probablemente no tienes tiempo de pensar cuando estás trabajando ¿Qué tipo de rol te gustaría tener y en qué sector? Tal vez quieres ser más creativo o hacer tu propio negocio. Si quieres anótalo en tu diario o algún cuaderno de notas que uses.

La idea es que te logres plantear nuevas metas y retos. Ahora escoge alguna que te permita hacer realidad alguno de tus sueños.

Así, tal vez, al regresar a tus actividades normales, puedas agregar nuevas tareas que te ayuden a seguir creciendo.