Roma. Los buques militares y humanitarios que rescataron el viernes a más de 3 mil 400 migrantes en el mar Mediterráneo volvieron el sábado a Italia con un bebé nacido a bordo, informaron los guardacostas.

Los padres congoleños del bebé fueron rescatados por un navío de la marina irlandesa que patrullaba en la zona, pero fueron transferidos al Bettica de la marina italiana cuando la madre empezó a sentir las contracciones.

La pequeña Joy Aurora nació poco después de las 05H00 (03H00 GMT) en la unidad médica de la embarcación, que cuenta con un médico, una comadrona y dos enfermeras, y que ya ha visto nacer este verano a otros dos bebés, François Manuel el 27 de junio y Manuela el 5 de julio, precisaron medios de comunicación italianos.

Por otro lado, el Enterprise de la marina británica, que participa en la operación naval europea contra el tráfico de personas y rescató a cuatro barcos de migrantes el viernes, halló un cadáver en el mar.

Según los guardacostas, este cadáver es un misterio y no estaría relacionado con las operaciones de rescate.

El Bettica llevará a la niña y a sus padres a Augusta, en el este de Sicilia, y el Entreprise llegará a Pozzalo, en el sur de la isla.

Durante el sábado, se efectuaron otras operaciones de rescate frente a las costas de Libia, donde al menos 300 personas fueron rescatadas según la marina italiana.

Según el último balance del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), establecido a partir de las últimas operaciones de rescate, más de 89 mil migrantes llegaron a las costas italianas en lo que va de este año, un total ya casi comparable a los 93 mil registrados entre enero y julio de 2015.