foto: Mayra Martínez

Cuestionan falta de seguridad para operar

Alberto Ortiz

Grupo Financiero Banamex cerró ayer las puertas de la sucursal bancaria ubicada en la esquina de Hidalgo y Armenta y López, debido a la falta de seguridad para prestar los servicios a los usuarios, al quedar inmersa en el plantón magisterial que permanece desde el pasado 15 de mayo.


 

A través de un anuncio dirigido a los cuenta habientes de la institución bancaria localizada a dos cuadras del zócalo de la ciudad, los directivos les comunican de la determinación derivado de la problemática y los invitan a acudir a sus otras sucursales.

De la misma forma, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) suspendió el servicio de cobro de consumo de energía eléctrica en dicha lugar, dado que los encargados de la sucursal bancaria anunciaron el cierre temporal por inseguridad.

Y es que a dicha sucursal acuden cientos de personas diariamente, al estar ubicada a unos 200 metros del zócalo de la ciudad, sin embargo el lugar quedó inmerso entre mecates y lonas colocadas por los opositores a la reforma educativa en las calles de Armenta y López e Hidalgo.

Usuarios condenaron la situación derivada de la problemática magisterial y la cual se agravó desde el pasado 19 de junio, cuando trabajadores de la educación y elementos policiacos se enfrentaron en Asunción Nochixtlán con saldo de 8 manifestantes muertos y cientos de heridos.

La víspera, la Asociación de Bancos de México (ABM) y organismos empresariales como la Coparmex, la Concanaco y CMIC exigieron frenar las acciones de “unos cuantos” que dañan el patrimonio y bienestar de miles de mexicanos.

Luis Robles Miaja, presidente de la ABM, señaló que no es válido pretender tener conversaciones con el gobierno federal y simultáneamente, afectar la educación, la paz, la actividad social, el desarrollo económico, el estado de derecho y la prosperidad de los estados más pobres del país. “Eso se denomina simplemente extorsión, misma que es inaceptable. ¡Ya basta! El bienestar del país no puede ser rehén de intereses cuestionables de unos cuantos”, dijo el representante de los banqueros del país.

A su vez, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) reclamó, a través de un comunicado, que al llegar a la décima semana de bloqueos de la CNTE, pareciera que se configura una crisis de gobernabilidad en la que el Estado está perdiendo la batalla en un diálogo “con una voz sin contundencia”.