La Sección XXII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) mató la gallina de los huevos de oro en el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO).

 

 

Sin embargo, de manera más que lamentable no aprendieron la amarga lección y nuevamente estiraron la liga hasta romperla con sus acciones claramente de sabotaje al sitiar la entidad.

Sus bloqueos de plazas comerciales y carreteras, retención y quema de vehículos del servicio público y particular, y robo de mercancía, han incurrido en actividades de abierto terrorismo.

Las fuerzas vivas de los sectores productivos, no sólo las cámaras y organismos empresariales, llegaron al hartazgo total y acordaron realizar un paro general de actividades en el Estado.

Los miembros de la Asociación de Hoteles y Moteles (AMHyM) de Oaxaca llegaron al límite de la tolerancia e iniciarán mañana lunes una serie de acciones contundentes, con un paro.

La sociedad civil convoca, a través de las redes sociales Facebook, Twitter y Whats App a un paro general indefinido de actividades comerciales, a partir del próximo lunes 8 de agosto.

La suspensión general de actividades comerciales y productivas será indefinida “hasta que el gobierno federal garantice el libre tránsito y se reanuden las condiciones de seguridad y tranquilidad en Oaxaca”.

La convocatoria es a cerrar de forma general las puertas de restaurantes, hoteles, súper mercados, mercados, tiendas pequeñas, medianas y grandes y todas aquellas empresas que participen en el desarrollo cotidiano de la actividad comercial en Oaxaca.

El movimiento de protesta de la sociedad civil es interesante por novedoso. Muestra fiel del hartazgo, que tiene hasta la madre a la mayoría de oaxaqueños, no aparece con dirigencia visible,

Es una acción que da continuidad, sin embargo, a la desafiante protesta de los comerciantes del Centro Histórico, durante la celebración de la Guelaguetza del Primer Lunes del Cerro.

Los inconformes mostraron una lona en la que acusaron al Gobernador Gabino Cué de mentir respecto a las condiciones sociales que prevalecen en la ciudad, debido al conflicto magisterial.

Encabezados por la ex representante de México en los XVI Juegos Centroamericanos, Esther Merino Badiola, líder de la Asociación Empresarial y Comercial de Oaxaca (AECO), acusaron: “Gabino miente! En Oaxaca no hay paz, justicia, trabajo, empleos, dinero, libre tránsito”.

Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) impidieron que los manifestantes continuaran con su protesta en la sección D del Auditorio Guelaguetza, en el Cerro del Fortín.

Esther Merino, líder de los comerciantes del Centro Histórico, acusó que los policías los agredieron y provocaron lesiones a ella y a otra mujer de nombre Rosa Arredondo.

La dirigente sostuvo que Cué es cómplice de los maestros, ya que a ellos sí les permite bloquear carreteras, pero a los comerciantes los reprimió policialmente en su derecho a la manifestación.

Los comercios del Centro Histórico, denunció, están ahorcados por el plantón de maestros, lo que ha provocado el despido de miles de trabajadores jefes de familia.

“Somos rehenes del Gobierno y del magisterio porque por una parte dicen que negocian, pero no sé qué negocian porque no sale a la luz pública y sólo salen beneficiados los rijosos; la sociedad, los que queremos trabajar, los que no queremos perder nuestros empleos, no tenemos esa tranquilidad”, agregó la dirigente de los comerciantes.

El presidente de la Asociación, Juan Carlos Rivera, anunció que al no resolverse el conflicto magisterial, que genera graves daños a la economía, acordaron que el próximo martes 2 de agosto se realice el cierre de hoteles como medida de protesta.

Los primeros en cerrar sus puertas serán los 46 hoteles que están ubicados en la zona del centro histórico, en el primer polígono, localizado en la Alameda central y Zócalo capitalino, en el que está instalado el plantón magisterial desde el pasado 15 de mayo.

Dijo que las pérdidas acumuladas desde el 15 de mayo, poco más de 75 días, superan los 130 millones de pesos, es decir 1.7 millones de pesos diarios por pérdida de turismo, “ello sin agregar las cancelaciones por reservaciones de hotel, suman más de 103 millones de pesos más”.

Rivera Castellanos, afirmó que el sector ha soportado mucho, para no cerrar sus puertas ni despedir a su personal. “porque la curva de aprendiza en el sector hotelero es carísima y no le conviene a nadie en el sector porque es muy difícil contratar a persona calificado como el que ya tenemos en Oaxaca”.

Sin embargo, dijo que se ha ofrecido un plazo al gobierno estatal y federal para que hasta el 1 de agosto se resuelva el conflicto, cesen los bloqueos carreteros y se reactive la economía, de lo contrario se ha determinado por parte del gremio iniciar el cierre de hoteles.

Adelantó que los primeros en cerrar sus puertas, serán los 46 hoteles que están ubicados en la zona del Centro Histórico, que ya resienten pérdidas económicas considerables.

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) considera que los bloqueos, marchas y protestas encabezadas por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) son “acciones que están deliberadamente planeadas para constituir un reto al Estado y para afectar a los ciudadanos”.

Gustavo de Hoyos, presidente de la Coparmex, afirmó que son muchos los que están “levantando la voz diciendo “ya estuvo bueno” porque las afectaciones van desde los pequeños comerciantes, los ciudadanos en su vida cotidiana, está en los transportistas, en las empresas”.

Dijo que del sector patronal se siente “incomodo” ante “la pasividad con que se ha conducido el gobierno. Vemos con preocupación que en lugar de encontrar un camino de solución, estos grupos que han pasado de la protesta a la ilegalidad cada vez cometen afectaciones mayores a la tranquilidad de nosotros”.

El dirigente gremial expuso que la obligación del Estado “en sus distintos órdenes de gobierno, es hacer cumplir la ley”.

De Hoyos Walther afirmó que han dialogado con la Secretaría de Gobernación para que actúen pero “nos parece que la acción ha tardado demasiado en llegar, nos parece que ha habido una tolerancia excesiva y que las concesiones que se han ido dando a estos grupos en lugar de generar espacios de distensión, y que también estas violaciones, no solamente no se han disminuido sino que se han acrecentado.”

Expresó que para el sector patronal “parece que se puede llegar a un acuerdo pero la línea no puede estar sujeta a más tiempo (…) Lo que falta es decisión y acción.” Las cosas han llegado demasiado lejos y no es permisible que se tolere “una violación sistemática a la ley”.

 

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila