El gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, se reunió hoy con militantes del PAN en la entidad, durante una comida efectuada en un centro social de Tlalixtac de Cabrera, Oaxaca.

Sin embargo, el mandatario panista, aspirante presidencial y que promueve su imagen en esta entidad a través de diversos espectaculares, halló reclamos y un partido dividido.

Durante su mensaje, reconoció que Acción Nacional fue enviado al quinto lugar de las votaciones logradas en los pasados comicios, en que no obtuvo ninguna diputación local.

En su mensaje, aceptó que en Oaxaca hay un partido dividido y que sus dirigentes en lugar de realizar tareas proselitistas, procuró su bienestar personal, en alusión a Juan Mendoza Reyes, dirigente partidista que no acudió a la comida.

Acompañado de la diputada local, Leslie Jiménez Valencia, quien también emitió un mensaje, el gobernador poblano señaló además que es momento de fortalecer al blanquiazul y recordó que el partido ha podido levantarse de peores derrotas.

Llamó a los panistas a trabajar para fortalecer al instituto político y criticó la gestión del presidente Enrique Peña Nieto.

En las intervenciones, varias voces reclamaron que en la propia reunión se encontraran varios priistas disfrazados de panistas, y señalaron directamente a la legisladora Zonia Cruz López