El Arzobispo de Oaxaca José Luis Chávez Botello, señaló que la sociedad está soportando la consecuencia del conflicto, y buscan lograr avances aún con las adversidades.

 

Señaló que es edificante constatar cómo algunas personas aún en medio de angustias, preocupaciones y limitaciones, muestran calidad de compartir lo bueno que tienen y transmitir alegría.

 

Así se ha visto con la Guelaguetza de los niños Down o la de las personas de la tercera edad, asimismo como se ha unido empleados con sus patrones para mantener las fuentes de trabajo.

 

Señaló que Oaxaca tiene mucho que aportar para alcanzar la paz, por lo que se debe preguntar qué se está dispuesto a aportar para abonar a la solución del conflicto.

La sociedad quiere ver acciones claras tanto de las autoridades como del magisterio que estén enfocadas en la solución, para que se tengan avances de importancia y se superen las adversidades.