* Vibra el auditorio Guelaguetza

Oaxaca, Oax. Desde los Valles Centrales, la Mixteca, la Región  de la  Cañada, Istmo y las ocho regiones mostraron sus tradiciones también sus sones en la rotonda de las Azucenas e hicieron vibrar a las más de 10 mil almas que este lunes primero de agosto  se dieron cita en la edición matutina de la octava de la Guelaguetza 2016.

 

Eran las siete de la mañana, cuando las alertas estaban encendidas, un operativo por parte de la Policía estatal se implementó en puntos estratégicos con dirección al auditorio Guelaguetza, esto para prevenir cualquier disturbio que pudiera ocasionar por integrantes del magisterio quienes habían convocado a diversas acciones.

 

Pero ni con todo y el cierre de algunas vialidades aledañas al cerro del Fortín pudo evitar que está fiesta se realizará como cada año, pues muy puntual arribaron los asistentes al recinto que los recibió desde las 5 de la mañana.

 

A la altura de un conocido hotel se apostaron las vallas para poder impedir el ingreso de los mentores, mientras que en las escalinatas, también arribaron los elementos que vigilaron en todo  momento el bloqueo que metros más adelante habían colocado unos 30 profesores quienes colocarob tres vehículos.

 

En punto de las 10 de la mañana los primeros sonidos emitidos de los tamboriteros y chirimiteros empezaron a sonar en el Auditorio Guelaguetza que desde hace 84 años da muestra de la grandeza de la cultura de Oaxaca.

 

El gobernador del estado, Gabino Cué Monteagudo llegó desde las siete de la mañana al recinto y permaneció de buen humor como pocas veces se le ha visto, incluso aprovechó para tonarse algunas fotos con las delegaciones asistentes, esto a propósito de que será la última Guelaguetza de su administración que empezó en el 2010.

 

El encanto de la Diosa Centéotl, dio la apertura de este evento, después la alegría de las chinas oaxaqueñas con el desfile de sus canastas florales, seguidas con toros pirotécnicos y las grandes marmotas.

 

Santiago Jocotepec con el baile que da contacto  a las labores cotidianas de la mujer dentro de su vida hogareña, que es el proceso de la limpia del maíz.

 

San Jerónimo Tecoatl hizo lo propio con la presentación del Bautizo Mazateco y Lavada de Manos, mientras que la Heroica Ciudad de Tlaxiaco volvió a encender los aplausos con su entrada a la rotonda de las Azucenas bajo los acordes de la canción Mixteca .

 

San Pedro Ixcatlán con sus sones que datan desde hace más de 260 años.  Mientras que con una indumentaria zapoteca se presentó con  susb  sones y jarabes de Betaza que son pasos ágiles y repetitivos.

 

San Jerónimo Tlacochahuaya con su Danza de la Pluma que es una de las danzas de la conquista. Seguidos por el Fandango zapoteco interpretafonoot Santo Tomás Mazaltepec.

 

Los aplausos  y ovaciones como todos los años fueron para la delegación de Tuxtepec con sus bellas mujeres de atuendos multicolores, quienes ejecutan a veloces y un compás uniforme este singular baile.

 

Ejutla de Crespo con su gracia y algarabía ejecutó el jarabe ejecuteco, Juchitan de Zaragoza, levantó las miradas con sus hombres y mujeres de encanto natural de trajes bordados a mano y joyas.

 

Los dones de San Pedro Pochutla con sus versos de amor y picardía. El evento fue cerrado por la delegación de Santa Catarina Juquila con sus sones y chilenas.