Oaxaca.— Miembros del magisterio oaxaqueño, adheridos a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), cumplieron su amenaza y desde las 08:00 horas de este lunes bloquearon al menos tres accesos al auditorio del Cerro del Fortín. Sin embargo, la tradicional fiesta de la Guelaguetza se realizó sin contratiempos y con lleno total.

 

En ambos extremos de la carretera que conduce al recinto, los manifestantes tomaron camiones y los colocaron sobre la vialidad para impedir el paso de vehículos. Mientras que en la calle Crespo esquina con Allende, en el centro de la ciudad, los profesores se apoderaron de otro camión y un grupo más impidió el paso.

 

Por ello, tanto desde el extremo poniente como oriente de la vialidad, patrullas de la Policía Vial y la Policía Estatal trasladaron a los turistas que acudieron a la edición matutina.

 

En el acceso al centro de la capital, los inconformes impidieron a ciudadanos y periodistas tomar fotografías. Incluso, a un comunicador intentaron quitarle su celular y lo obligaron a borrar las imágenes.

 

A pesar de estas acciones, la fiesta —que inició a las 10:00 horas— se realizó con un auditorio prácticamente lleno, las delegaciones de bailarines se presentaron y no hubo ninguna protesta al interior del recinto, donde elementos policiacos se colocaron estratégicamente.

 

También el equipo de basquestbol de niños triquis de nueva generación, que forman parte de la Academia de Baloncesto Indígena de México (ABIM), disfrutaron el espectáculo.

 

Sin embargo, en el exterior continuaron las manifestaciones y se presentaron conatos de enfrentamientos con los propios visitantes, quienes reclamaron la actitud de los docentes.

 

La presentación de los bailables y costumbres de los pueblos de Oaxaca concluyó a las 13:30 horas, y alrededor de las 17:00 horas se llevó a cabo la última de las cuatro presentaciones de la Guelaguetza edición 2016.

 

Disidentes realizan su evento. Mientras tanto, la CNTE realizó en un deportivo de Nochixtlán su propia ceremonia, sin que se reportaran dificultades tanto en el lugar de la fiesta como al tránsito de vehículos en la supercarretera Oaxaca-Cuacnopalan y la carretera federal 190.

 

Gobernador lamenta protestas. El gobernador Gabino Cué Monteagudo calificó como grupos minoritarios a los integrantes de la CNTE que intentaron boicotear el evento y lamentó que con sus protestas sigan causando daño a distintos sectores en el estado.

 

Tras la conclusión de la edición matutina, el mandatario confió también en que continúen las mesas de negociación con la Secretaría de Gobernación (Segob).

 

“Yo espero que las mesas sigan avanzando y nos permitan pronto salir de esta situación que ha afectado la economía de manera considerable; se llenó el auditorio y se va a volver a llenar en la tarde”, dijo.

 

“Creo que es una sinrazón de un grupo minoritario que tiene en su deseo el interés de lastimar a Oaxaca, cuando Oaxaca es más grande que estos grupos minoritarios que lastiman, agreden, dan la nota negativa para un estado que lo que requiere es que la gente nos visite; lamentable porque al parecer son personas que poco quieren a su tierra”, expuso.

 

Hizo un balance positivo de la penúltima edición de la Guelaguetza y reprobó los intentos de afectar las actividades en el auditorio; “ no quiero pensar que son maestros, pero las tradiciones tuvieron más fuerza y se vio manifiesto en un lleno total en el auditorio”, agregó.

 

Después de la primera presentación de grupos folclóricos y el amago de militantes de la Sección 22, de acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO), la primeras actividades concluyeron con saldo blanco.

El Universal