Un empresario de Oaxaca intentó contratar al actor Rafael Amaya, protagonista de la serie “El señor de los cielos”, para que asistiera a un evento en ese estado, pero no pudo cubrir sus exigencias para lograrlo.

 

 

De acuerdo con información difundida por Gabriel Cuevas, colaborador de Flor Rubio, el actor cobraría al empresario 40 mil dólares, aproximadamente 700 mil pesos, pero en el contrato se establecía que para su asistencia necesitaba entre dos y tres camionetas blindadas.

 

Comentó que la empresa que maneja a Amaya indicó que el actor no se expondría y que por ello era necesario que viajara en unidades blindadas.

 

 

Grupo Fórmula