Alondra Mayoral

Integrantes de la Sección 22 y del Consejo Indígena Popular Oaxaqueño (CIPO), retuvieron 6 autobuses de la empresa Tucdosa, los cuales mantienen sobre la calle de Hidalgo y Armenta y López, en el centro histórico de Oaxaca.

 

 

Esta acción es una medida de presión para que Tucdosa entregue una indemnización a la familia de la maestra Ana María Cruz Cruz, quien murió durante un accidente vial, así como a 23 maestros que resultaron heridos.

 

El accidente en que murió la profesora y 23 más resultaron heridos ocurrió el 1 de mayo del año 2015, cuando el autobús en que viajaban a la Ciudad de México para participar en una manifestación de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), se volcó.

 

Los maestros heridos son de Juchitán de Zaragoza y Santa Cecilia Jalietza; sus nombres son: Marcelino Santiago Jacobo, Natalia Piñón Gregorio, Evelia Piñón Gregorio, Nayeli Xunaxi Martínez Salinas, Fany Ortiz Mendoza, Teobaldo Ortiz Santos, Israel Ortiz Mendoza, Rosalia Alcázar Zurita, Lorena Cecilia Garzón Quintero, Iveete Minerva Jiménez Ruiz, Eulogio Morales López, Ramiro Martínez Gabriel, Gaudencia Martínez Vásquez, Rafael Carillo Ramírez, Nanci Méndez Fernández, Epifania Nava Velasco, Leonel Vásquez Vásquez, Diego Martínez Mejía, Amalia Vásquez García, Maximino Cruz, Mario Cruz, Leonardo Emiliano Cruz, y Nancy Sánchez Cuevas.

 

Cabe referir que el jueves 28 de julio, los maestros e integrantes del CIPO hicieron esta misma acción, ya que a más de un año del accidente no hay justicia.