*Sectores apoyan el diálogo pero sin condiciones

Oaxaca, Oax.- La problemática magisterial tiene diversas percepciones y aristas en Oaxaca, pues mientras unos apoyan el diálogo otros demandan no negociar la ley con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

 

Para el politólogo Isidoro Yescas Martínez, el gobierno federal tiene la oportunidad de reencauzar la situación de Oaxaca, con una adecuada atención de las demandas magisteriales y que eviten mayores daños a la sociedad en general.

 

En entrevista para NSS dijo que la cerrazón del titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño Mayer para escuchar las demandas de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), contribuyó a detonar la problemática que hoy prevalece en el estado.

 

Sin embargo, destacó que a pesar de haberse instaurado en llamado Nuevo Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) y aprobarse la nueva ley educativa para la entidad, los resultados no son los esperados.

 

“La reforma no ha transcendido a la parte docente, educativa, pedagógica y se ha quedado en lo estrictamente administrativo, al desviarse más la atención a los descuentos, despidos y amonestaciones a los trabajadores de la educación”, afirmó.

 

Los despidos, el intento de control de las asistencias y demás medidas coercitivas contribuyó al rechazo general de la reforma educativa y que ha derivado en actos violentos y de confrontación violenta, dijo.

 

“La resistencia al diálogo por parte de la Secretaría de Educación Pública y Secretaría de Gobernación y la autorización para priorizar el uso del tolete y gas lacrimógeno, dio como resultado, el saldo trágico en Nochixtlán, Oaxaca”, añadió.

 

Consideró que Gobernación debe revisar el tema de los despidos injustificados de trabajadores de la educación, retención de salarios.

 

“Hay señalas que advierten avances, pero el magisterio, los padres de familia y pobladores deben mostrar sensibilidad y ser receptivos y desbloquear las carreteras como medida de distensión”, anotó.

 

Ya existen afectaciones en sectores de la ciudadanía y eso no ayuda al desarrollo del estado, apuntó.

 

A su vez para el PRI, PAN y PRD es una buena señal el intercambio de propuestas entre la Secretaría de Gobernación (Segob) y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), a fin de lograr una salida definitiva a la problemática y evitar mayores atropellos a la ciudadanía y a la niñez oaxaqueña.

 

Sin embargo, pese a las reuniones con Segob, la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y pobladores han mantenido bloqueos y retenes carreteros.

 

Juan Mendoza Reyes, presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) del Partido Acción Nacional (PAN) consideró que toda ley es perfectible y la propuesta de Gobernación es un avance para encontrar una solución inmediata.

 

“Oaxaca se encuentra en una parálisis económica y es urgente evitar los bloqueos por parte del magisterio oaxaqueño y organizaciones afines, como una medida de distensión y de buena voluntad”, añadió.

 

Mendoza Reyes llamó a las partes involucradas a dejar la intolerancia, la intransigencia y a los opositores a la reforma educativa a respetar los derechos individuales y colectivos de las personas, para no afectar su vida diaria.

 

Así mismo, el coordinador de la fracción parlamentaria del PRD en la Cámara de Diputados, Francisco Martínez Neri destacó que el problema de fondo, es el carácter administrativo de la Reforma Educativa.

 

Lo cual – subrayó- ha generado el rechazo en amplios sectores del magisterio.

 

“La cuestión es que ese rechazo social ha sido procesado en forma incorrecta por las autoridades encargadas de resolverlo; es decir, por la Secretaria de Educación Pública y la Secretaría de Gobernación” afirmó.

 

De paso lanzó un llamado al gremio magisterial, para que se conduzca por la vía institucional y no afecten a terceras personas.

 

El líder perredista recordó que durante el tiempo en que se ha desarrollado como funcionario y legislador ha privilegiado el diálogo y la construcción de acuerdos, como principio básico de hacer política y el tema de la CNTE no es la excepción.

 

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) confió en que no se negocié la reforma educativa en Oaxaca, ni en ningún otro estado en donde tiene presencia y se ha movilizado la Coordinadora Magisterial.

 

“El anteponer el diálogo al uso de la fuerza es un hecho primordial, pero no creemos que se ponga en la mesa de negociación una eventual derogación de la misma reforma, apelamos al acuerdo, sin condiciones”, concluyó Adolfo Toledo Infanzón, consejero estatal del tricolor.