Resulta que en las filas del albiazul ya preparan una iniciativa para modificar la Ley Electoral y que el tiempo oficial que se da a los partidos políticos sea utilizado -no en spots, como se hace ahora- sino en debates entre los líderes partidistas

 

Si alguien ha estado entrenándose en el arte del knock out es Ricardo Anaya, quien no se cansa de buscar enfrentamientos con sus adversarios políticos.

 

Resulta que en las filas del albiazul ya preparan una iniciativa para modificar la Ley Electoral y que el tiempo oficial que se da a los partidos políticos sea utilizado -no en spots, como se hace ahora- sino en debates entre los líderes partidistas.

 

El sueño del llamado “joven maravilla” es dejar en la lona al archienemigo del PAN, Andrés Manuel López Obrador, quien de plano ha dicho que él debate con Salinas, “no con un achichincle”. Veremos si las otras fuerzas políticas apoyan a Anaya en su afán de lucirse o lo dejan “chiflando en la loma”, como hasta ahora.

 

Barbosa va con Mariana

 

El que ahora sí se voló la barda fue Miguel Barbosa, el coordinador de los senadores del PRD, quien ya destapó a su candidata a la jefatura de Gobierno de la CDMX. Su apuesta es… ¡la panista Mariana Gómez del Campo! “Ahí estaré yo aplaudiéndole en algunos eventos”, soltó el jefe de la bancada perredista.

 

¿Y qué opinará Alejandra Barrales de que Barbosa anda pavimentando el camino para los panistas? A ver si no le da un jalón de orejas al senador.

 

Le sacan la vuelta al AGA

 

El INAI presumió con bombo y platillo que 23 estados se sumaron a la Alianza de Gobierno Abierto (AGA), un compromiso internacional para el impulso de la rendición de cuentas en el ámbito local. Pero al INAI le faltó señalar a los estados que no han firmado la AGA: Aguascalientes, Baja California Sur, Colima, Guanajuato, Nayarit, Puebla, Quintana Roo, Tamaulipas y Yucatán.

 

¿Qué estarán esperando?