‘Palo electoral’ a Morena; chantajea por posiciones

DETRÁS DE LA NOTICIA

Para rabia de sus detractores y adversarios políticos el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) confirmó la resolución del Tribunal Estatal Electoral de Oaxaca y dejó plenamente firme el triunfo de Alejandro Murat Hinojosa.

 

La sala superior del máximo Tribunal Electoral desechó el recurso interpuesto por Morena contra el cómputo general de la elección a gobernador de Oaxaca, la declaración de validez y la expedición de la constancia de mayoría en favor de Alejandro Murat.

 

Los magistrados determinaron que el recurso de impugnación se presentó extemporáneamente. Éste debió plantearse dentro de los tres días posteriores al cómputo general de la elección, del 13 al 15 de junio, pero los representantes de Morena lo hicieron hasta el día 16.

La resolución del TEPJF da plena certeza jurídica al indiscutible triunfo del candidato de la Coalición “Juntos Hacemos Más”, integrada por los Partidos Políticos: Revolucionario Institucional, Verde Ecologista de México y Nueva Alianza.

La trascendencia política nacional del asunto, no es menor, en virtud que representa doble palo jurídico en los tribunales electorales, estatal y federal, al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y a su máximo líder Manuel Andrés López Obrador.

Era por demás lógico y natural que así ocurriera como en su momento, no a toro pasado, lo adelantamos en nuestra entrega del pasado miércoles, porque los términos de los procesos y procedimientos electorales son fatales para los actores políticos.

La inconformidad de Flavio Sosa, representante de Morena ante el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO), y su candidato a gobernador Salomón Jara Cruz ante el triunfo de Murat, quedó condenada al más rotundo fracaso.

Ambos personajes podrán decir misa, pero su solicitud de recurso de impugnación y juicio de revisión constitucional en demanda de anulación de los resultados de la elección del 5 de junio,

fue denegada, ya que no fue presentada conforme a derecho.

Por lo tanto, el derecho que necesitaban ejercer al momento de la presentación de su recurso de impugnación, se desechó de plano la demanda por notoriamente improcedente, ya que no cumple los requisitos de legalidad que marca expresamente la ley.

La ley es muy clara en este sentido si la demanda de impugnación o de juicio fue presentada fuera de tiempo, que es el caso de Morena en cuestión; no estar bien fundamentada, que los argumentos no estén bien planteados o que las pruebas no sean suficientes.

El máximo tribunal electoral federal desechó la impugnación del Movimiento de Regeneración Nacional; al argumentar que los representantes de ese instituto político no la presentaron en tiempo y forma, es decir, dentro de los tres días siguientes hábiles.

“La demanda se presentó el 16 de junio, un día después del vencimiento del plazo, que ocurrió del 13 al 15 de junio”, en términos del artículo 7, párrafo 1, de la Ley de Medios de Impugnación, refiere el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Con ello, cinco de los magistrados aprobaron por unanimidad desechar la impugnación, por lo que la elección del candidato del PRI-Verde-Panal, Alejandro Murat, es totalmente válida.

La impugnación que se habría presentado fue sobre los resultados, la declaración de validez y la constancia de mayoría expedida en favor de Alejandro Ismael Murat Hinojosa.

En Oaxaca, el Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca también desechó la impugnación presentada por el instituto político Movimiento de Regeneración Nacional en este tema. El argumento del TEEO fue que no se acataron los tiempos para presentar la impugnación.

En este sentido, Flavio Sosa Villavicencio, representante de Morena ante el IEEPCO, intentó justificar el error de su partido, aunque no mostró ni la hora ni la fecha en la que presentaron la impugnación.

A sabiendas que su recurso de impugnación sería desechada de plano por notoriamente improcedente, toda vez que a Flavio Sosa y a Salomón Jara se les puede acusar de todo menos de estúpidos, a qué atribuir la presentación de la demanda de manera extemporánea.

Salvo su mejor opinión, querido lector, a nuestro juicio, su actuación obedece a su permanente actitud de presionar y chantajear para negociar posiciones de poder político y dinero a manos llenas, como lo han hecho desde hace más de tres décadas.

La razón es muy simple y sencilla. A raíz de las reformas a la Ley Orgánica del Poder Legislativo, sólo el PRI, Morena y el PRD serán los institutos políticos que lograrán conformar una fracción, aunque sólo dos tendrán la oportunidad de liderar la Jucopo.

Y el Movimiento de Regeneración Nacional pretende vender el favor al próximo PRI-gobierno que tendrá mayoría relativa en la LXIII Legislatura del Congreso del Estado, que encabezará Alejandro Murat, para desplazar al Partido de la Revolución Democrática.

Con la genial perversidad que caracteriza a Manuel Andrés López Obrador (MALO) se trata de una jugada maestra para tomar por asalto el Congreso del Estado, a través de la presidencia anual de la Junta de Coordinación Política en dos momentos clave:

Uno, es la toma de posesión de Alejandro Murat Hinojosa como gobernador de Oaxaca el uno de diciembre de este año. Y el otro momento político más que estratégico es presidir la Junta de Coordinación Política durante el proceso electoral presidencial en 2018.

Al naciente PRI-gobierno debe interesar encabezar la Junta de Coordinación Política en 2016-2017, no sólo para presidir la ceremonia de toma de posesión del gobernador electo, sino sobre todo para seguir impulsando las reformas que interesan prioritariamente a éste.

No hay que olvidar que Manuel Andrés López Obrador se autoimpondrá como candidato a la Presidencia de la República por su partido, el Movimiento de Regeneración Nacional. Pareciera un callejón sin salida para el naciente gobierno priista de Alejandro Murat.

A menos, claro, que habilidosos como suelen ser los gobernantes y políticos del Partido Revolucionario Institucional decidan aliarse a valores entendidos en 2018 con la fracción parlamentaria del Partido de la Revolución Democrática, a fin que no hagan olas.

Para el entrante PRI-gobierno es imperativo que el PRD le ayude a sacar las castañas del fuego, en virtud que la fracción parlamentaria de Morena, convertida en la segunda fuerza electoral en Oaxaca, amenaza con ser oposición férreamente combativa a Alejandro Murat.

 

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

 

 

 

 

 

 

"Las opiniones expresadas aquí, no han sido sometidas a revisión editorial, son de exclusiva responsabilidad de los autores y pueden no coincidir con la de nuestro medio de comunicación o de nuestra empresa."