La Jornada

Ginebra. El Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz y el experto anticorrupción suizo Mark Pieth abandonaron el comité de expertos creado tras el escándalo de los papeles de Panamá por “diferencias de opinión sobre transparencia”, según una declaración común enviada a la Afp.

“Creemos que es esencial que nuestras conclusiones se hagan públicas y que se permita a los miembros del comité hablar libremente” sobre éstas, explicaron el estadounidense Joseph Stiglitz y el suizo Mark Pieth.

Stiglitz y Pieth recibieron a finales de julio una carta del gobierno panameño en la que se indicaba que únicamente el presidente de Panamá podía decidir si se publicaban estas conclusiones. Ambos expertos renunciaron el viernes.

El gobierno panameño creó este Comité Independiente de Expertos para el Centro de Servicios Financieros y Corporativos de Panamá el pasado 29 de abril, en respuesta al escándalo de los Panama Papers. Estaba compuesto por siete expertos, tres extranjeros (Stiglitz, Pieth y un costarricense) y cuatro panameños.

El objetivo del comité es evaluar las prácticas vigentes del centro de servicios financieros y proponer medidas para fortalecer la transparencia y la lucha contra el fraude fiscal y el blanqueo de capitales.

El comité debía entregar un primer informe a fin de año.

En la primera reunión del comité en Nueva York a principios de junio, había un consenso sobre la necesidad de que el gobierno de Panamá se comprometiera a publicar los resultados de este informe, indicaron Stiglitz y Pieth. Pero la semana pasada, estos últimos recibieron una carta del gobierno en la que daba marcha atrás sobre este compromiso.

“Tuvimos un problema con el gobierno de Panamá, no con los otros miembros del grupo”, explicó Pieth, profesor de derecho en la Universidad de Basilea, a la Afp.

“El gobierno hace promesas, pero no tienen efecto, no se aplican. El gobierno de Panamá está bajo la presión del mundo de los negocios, está dando marcha atrás”, lamentó.

En su declaración, Spieth y Stiglitz estiman que las “divergencias irreconciliables” son tan grandes que, en su opinión, la comisión “debería ser disuelta”.

Los papeles de Panamá, publicados en abril, son más de 11.5 millones de documentos de la firma panameña de abogados Mossack Fonseca, que revelan detalles financieros de varias cuentas offshore abiertas en Panamá y que podrían ser utilizadas para escapar del fisco.