Mario Méndez.

Pinotepa Nacional Oax., 05 agosto 2016. Los efectos de una zona de inestabilidad con potencial ciclónico que se localizaba en las costas de Oaxaca, llegaron a esta ciudad de la Costa chica, con una torrencial lluvia que provocó que los arroyos se desbordaran así como varias colonias sufrieran inundaciones.

Por el momento no se han contabilizado víctimas humanas pero sí viviendas anegadas en las colonias 20 de noviembre y Porvenir en el poniente; así como los Barrios Ñuzaca, Las Flores y el Dispensario, en la zona norte y oriente de esta ciudad.

De igual forma, el mercado municipal “Pedro Rodríguez”, que mantiene una actividad económica muy dinámica, se vio opacado porque hubo inundaciones en algunas naves que se encuentran desprotegidas así como por el destape de las coladeras del drenaje sanitario que afectó a varios locatarios.

En tanto los arroyos que atraviesan la ciudad, buscaron su cauce natural por lo intenso de la lluvia, por lo cual, puso en peligro las viviendas que se encuentran en la riberas, provocando que cientos de familias entraran en pánico ante las incontrolables corrientes que anegaron varias de las calles principales.

Las zonas donde la crecida de los arroyos puso en peligro varias viviendas y establecimientos comerciales son, el de la calle 2a poniente en el Barrio del Puente; el arroyo del Puente Ñuzaca; el arroyo de la colonia el Porvenir; el arroyo del barrio de las Flores, entre otros.

Sin embargo, los habitantes de esta ciudad, celebraron la intensidad de la lluvia debido a que desde meses pasados no se había visto una tormenta de esta magnitud que, aunque no provocó daños severos, si bajo las altas temperaturas que se venían sintiendo desde hacía varios días.

Por lo pronto, la Dirección Municipal de protección Civil, se encuentra monitoreando las zonas bajas de la ciudad, los márgenes de los arroyos así como de las colonias y barrios para valorar y dar un dictamen preciso de las afectaciones que causaron la lluvia que duró, alrededor de cinco horas.

Aunque los datos preliminares, indican que existen viviendas inundadas, comercios con pérdidas totales, asimismo, calles con una inmensidad de lodo y árboles caídos.