Oaxaca.- El Obispo Auxiliar de la Diócesis de Oaxaca, Gonzalo Alonso Calzada, señaló que la solución al problema magisterial debe ser atendido por las vías correspondientes, privilegiando el diálogo y a través de formas pacíficas.

 

 

Aseguró que aún hacen falta más acciones que lleven a observas más resultados, ya que lo que se ha realizado hasta el momento, no ha sido suficiente para lograr la tranquilidad que se necesita.

 

Dijo que se tiene una incertidumbre generalizada por lo que está sucediendo, y muchas personas están desanimadas porque no se ha logrado lo que se esperaba.

 

Afirmó que las medidas tienen que ir más allá que solo escuchar las demandas, pues esto solo da la impresión de que no se ha realizado lo que se necesita para encontrar una solución.