En la delegación mexicana que está en Río de Janeiro para los Juegos Olímpicos no hay júbilo. Y no vaya usted a creer que este desánimo es por la falta de buenos resultados.

 

 

La realidad es que la tristeza es porque mientras los deportistas están la Villa Olímpica haciendo su lucha, Alfredo Castillo, titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), se fue a ver un partido de tenis entre Novak Djokovic y Juan Martín Del Potro, justo en el momento en que 14 deportistas mexicanos estaban compitiendo. Pues así quién no se deprime.

 

El huracán permanente

 

La Confederación Patronal de la República Mexicana, mejor conocida como Coparmex, comparó a los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) con un huracán.

 

Los representantes de la iniciativa privada mexicana insisten en que el monto de daños provocado por los plantones y manifestaciones es equiparable a uno de esos desastres naturales.

 

Lo que no han contemplado los empresarios es que ese huracán tiene voluntad y puede regresar hasta que no le pongan un alto. A los otros, los naturales, esos sí no hay quién les ponga un alto.

 

Condolencias

 

La clase política de todos los partidos, pero principalmente la priista, se dio cita ayer en el funeral de la señora María Angélica Miner.

 

Hasta el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, acudió al lugar.

 

La esposa del coordinador de los senadores del PRI, Emilio Gamboa Patrón, falleció luego de una larga lucha contra una enfermedad que la aquejaba.

 

Desde este espacio mandamos condolencias al senador.