Así pintaba ayer el conflicto

El cierre de negocios organizado por agrupaciones empresariales en Oaxaca tuvo ayer resultados disparejos. Aunque dijeron que habían participado 3 mil, en redes sociales hubo testimonios de que un número no calculado se mantuvo abierto.

 

 

La Concanaco-Servytur informó que los empresarios de Oaxaca, Guerrero, Chiapas y Michoacán dejarán de pagar impuestos y se irán a paros a partir del próximo 17 agosto, si no se atienden y terminan los bloqueos de la CNTE.

 

Piden al presidente Enrique Peña Nieto (¿ya volvió de vacaciones?) y al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, hacer uso de las atribuciones que la Constitución les confiere para garantizar el libre tránsito y el derecho al trabajo en Oaxaca. El movimiento ya dura 85 días y ha causado pérdidas incalculables. Invitan a Osorio Chong a que vea de primera mano la crisis que se vive en el estado. Hay un sector duro que sugiere el uso de la fuerza.

 

La sección siete de la CNTE en Chiapas informó que tomarán empresas nacionales y trasnacionales en Tuxtla Gutiérrez, entre ellas Coca Cola, Walmart, Home Depot, Sams, Bimbo, Soriana, Chedraui, Aurrerá y Elektra. También dice que en su asamblea estatal decidió no iniciar el ciclo escolar 2016-2017, hasta que el gobierno abrogue la reforma educativa.

 

En la Ciudad de México, campesinos que integran el Frente Auténtico del Campo marcharon al Zócalo, apoyados por integrantes de la CNTE, causando caos en el Centro Histórico.

La Jormada / Dinero / Enrique Galván Ochoa