La voluntaria brasileña en los Juegos Olímpicos de Brasil 2016, Marjorie Enya, aprovechó la ceremonia de premiación de la final de rugby, para pedirle matrimonio a la brasileña Isadora Cerullo, también jugadora de rugby.

 

 

 

El momento se llevó acabo al finalizar la entrega de metales donde Australia se colgó el oro luego de vencer a Nueva Zelanda.

 

Entre aplausos por parte de otros voluntarios de la justa veraniega y la prensa, la pareja aceptó feliz la proposición, “Ella es el amor de mi vida”, señaló Enya a Cerullo.

 

Isadora finalizó su participación en Río luego de que el equipo brasileño terminara en el noveno lugar.

 

 

Publímetro