Maribel Herrera

* La Unión Europea evalúa el Proyecto Participa en México con miras a consolidar la participación Política de los Pueblos Indígenas

 

 

 

Oaxaca de Juárez, Oax a 8 de agosto de 2016. “Ser Indígena, más que una debilidad es una fortaleza” coincidieron los integrantes del proyecto de Promoción de la Participación y Representación Indígena en los Procesos Políticos de América Latina “PARTICIPA”, en el marco de la evaluación del proyecto por parte de la Unión Europea, organismo que lo cofinancia a nivel internacional junto con la Fundación Alemana Konrad Adenauer Stiftung, y en México con su contraparte la Fundación Rafael Preciado Hernández A.C.

 

PARTICIPA se lleva a cabo en 5 países, Bolivia, Perú, Chile, Guatemala y México y es un proyecto piloto que busca brindar las herramientas para el empoderamiento de los pueblos indígenas a través del diseño conjunto de “planes de desarrollo” o “planes de vida” que surgen de las propias necesidades de las comunidades y que influyan de manera positiva en las políticas públicas de cada uno de los países en donde se lleva a cabo.

 

De acuerdo a lo anterior y derivado de los objetivos del proyecto, Vincent Brackelaire, evaluador de la Unión Europea destacó la importancia de la revisión de los resultados que cada uno de los países ha logrado a través de los 30 meses de trabajo, esto con el fin de generar más mecanismos de fortalecimiento de la identidad étnico y socio cultural indígena.

 

Además enfatizó que uno de los puntos más importantes de dicho proyecto son los planes de desarrollo, pues permiten concebir cuál es el mejor camino para los pueblos originarios desde el punto de vista de jóvenes indígenas que han vivido las realidades de sus comunidades y que éstos también representan la materialización de los conocimientos adquiridos a través del proyecto y del trabajo realizado.

 

Durante la evaluación, Mariuma Munira Vadillo Bravo, Coordinadora Nacional de Participa México agradeció y celebró la presencia del auditor, pues señaló que la evaluación no sólo es un mecanismo de apoyo para las Fundaciones auspiciantes, sino también para cada uno de los integrantes de este gran proyecto, ya que permite visualizar lo que se ha hecho y lo que falta por hacer en pro del desarrollo de nuestros pueblos originarios.

 

Por otro lado, también destacó que los objetivos a corto plazo para el Proyecto Participa es crear una red entre los beneficiarios, académicos y medios de comunicación a nivel nacional y posteriormente aspirar a generar una red internacional en donde los pueblos indígenas puedan participar libremente, conociendo sus derechos colectivos e individuales.

 

Durante las entrevistas a participantes, académicos y medios de comunicación que colaboran en el proyecto, de manera conjunta concluyeron que a través de PARTICIPA han logrado cambiar la concepción que los mismos estudiantes del programa tenían respecto a ser indígenas.

 

 

Pues antes creían que ser indígena era estar en desventaja ante los demás miembros de la sociedad, pero ahora los 30 jóvenes de Oaxaca y 30 jóvenes de Yucatán quienes son beneficiarios del programa han logrado generar una valoración positiva de dicha condición.

 

Las entrevistas se llevaron a cabo en la Ciudad de Oaxaca de Juárez y en la Agencia Municipal de San Pablo Güilá, Oaxaca, en donde los participantes mostraron todo el trabajo que han realizado en cada una de sus comunidades.