¡QUE CONSTE… SON REFLEXIONES!

“Guárdate de los que tienen mentalidad de pordioseros y almas serviles, pues destruyen imperios… carecen de honor y patriotismo. No tienen hombría de bien… EN LAS TURBULENCIAS SE GESTAN LOS TIRANOS….

Roma ya no es lo que era. Nos acercamos rápidamente al día en que no será gobernada por la moderada clase media, sino por los ricos, que dominarán gracias a los famélicos y los esclavos. Unos servirán a los otros y satisfarán los mutuos apetitos en una simbiosis perversa. Porque los poderosos venderán Roma para ganarse los votos del populacho…” Taylor Caldwell: “La Columna de Hierro”

 

Y mientras eso pasa también en nuestro país, porque la historia es así y se repite en los nuevos tiempos y circunstancias, nuestro señor presidente, está vacacionando en el Pacífico y enviando fotos de sus vacaciones familiares. Y que bueno que sucede, los hombres del poder y los jodidos tendrían que tener, todos, tiempo de pasar a reposar y pensar. Las vacaciones no son solo para estar echados en la playa tomando bebidas y viendo pasar las olas y estar en la “pendeja”, no, deben ser para pensar. En alguna ocasión, platicando con un presidente, este, mostrando su tiempo totalmente ocupado en reuniones de las que no salían conclusiones, pero se perdían los tiempos y se mostraban las pasiones y las ambiciones, me decía si veía un cambio en la forma de gobernar y le dije que sí, que me parecía que todo el tiempo se la llevaba en reuniones y conferencias y que me preocupaba, porque no sabía a qué horas podía pensar. Noté su cara de sorpresa y de vileza, de encabronamiento ante mi osadía, pero así soy, a lo mejor un poco loco o un mucho, hocicón, y hay veces que mejor digo lo que pienso y no pienso lo que digo. ante esto, le comenté: “Sí señor, por ejemplo, el presidente de los Estados Unidos, que no me cae nada bien ni él ni su país, se levanta a las siete y se reúne a desayunar con su familia y, eventualmente, con algún invitado, después, a las nueve ya está en las funciones en la Casa Blanca, la de allá, no la de acá, y comienza a desahogar sus tareas, a eso de las once, se toma un descanso y café con alguna fruta o bizcochos, a la una termina sus funciones y se va a jugar golf, no para hacer ejercicio, sino para pensar y comentar con sus gentes de confianza sobre los temas delicados que están pendientes y piensa y piensa, a lo mejor, por esa razón, siempre nos están jodiendo a los demás países. se toma un buen tempo para pensar, no todo son reuniones, y por esa razón me preguntaba que: ¿a “qué horas piensa, señor”?… se quedó en silencio y se dio la vuelta…. y bueno, a lo mejor me equivoqué porque en verdad que pensaba y mucho, su profunda actividad lo demostraba y no hay duda de que, con todos los errores, dejó una profunda huella en sus acciones, de tal suerte que al final de su mandato se embarcó en una enorme crisis de gobernabilidad, una seria crisis económica y salieron sus pasiones buscando ser el líder del tercermundismo y las esperanzas de ser el dirigente de la ONU… y sin duda que pensó, pensó mucho, pero solamente en él, como siempre piensan o terminan pensando los políticos en este país. Solamente ven su tiempo y sus espacios, no ven lo que nos sirve a todos, porque por esa razón estamos en crisis, pero ellos, no la ven, ni la siente, ni la sufren como lo hacemos los miembros del infeliciaje nacional.

Hoy, retornará a sus labores el presidente, Peña Nieto, a lo mejor lo estuvo pensando, sabe que ahora se tiene que enfrentar a los problemas, a los grupos de la ultraderecha que él protegió y enriqueció y que,, como todos los fantoches de ese nivel, se olvidaron pronto de los beneficios obtenidos y quieren más, mucho más y se le enfrentan, pensando en que: “Becerro que no brama, no mama”. Enfrentará a los curas, encabronados, por sus cambios y modificaciones en el trato a los grupos que tienen derecho a estar en condiciones de diferencia en preferencias y acciones sexuales, pero los curas no lo aceptan a pesar de que ellos llevan en su seno los males que ocultan y rechazan, porque en el negar, está su defensa en la tragedia interna en la que viven, pero tendrá que actuar en su contra, porque ese grupo lo tacha de traidor, porque ellos lo formaron y demandan su absoluta lealtad. Tendrá que enfrentar a los grupos internos del poder que despiertan en sus ambiciones por el poder y la riqueza que genera su actuar. No lo puede evitar, es parte del proceso de cambio y los tiempos se le acercan. Tendrá que luchar contra los corruptos y contra su propia corrupción para mostrar que en verdad, quiere los cambios en este país y no sé si lo logrará. Tendrá que luchar en contra de las ambiciones y rapiñas internacionales de los grupos que él dejó entrar a rapiñar en el país, al venderles a precios de remate los bienes nacionales, y los imperialistas, se sienten hoy dueños de lo nuestro que, finalmente, ya no es, porque él y sus grupo nos vendieron, nos regalaron, con tal de tener su aprobación. Tendrá que luchar en contra de los mismos que él protegió y apoyo en la rapiña y en el saqueo, en las corruptelas y sociedades que deja el poder…. en fin, el presidente, después de unos días en la hueva, retornará a la realidad,,,, y en verdad no sé si la podrá aceptar, porque, para cambiar la realidad, es necesario conocerla y aceptarla… y él está, como sostienen muchos, en la pendeja. “Los atajos solamente te sacan del camino” y te pierdes o te pierden…