Francisco Cruz

Oaxaca.- Trabajadores de la Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA), protestan frente a las oficinas de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) y bloquean la calle JP García en el Centro Histórico de la capital del estado.

 

 

El personal sindicalizado protesta porque a cuatro años que iniciaron los trabajos de remodelación del Centro de Salud Urbano número 1, apenas el gobierno del estado lleva un avance del 22 por ciento. Esta obra estaba programada para terminarse en ocho meses.

 

Aurelio Ramírez Ruiz, delegado sindical del Centro de Salud Urbano número 1, explicó que desde el 11 de mayo de 2016 se instalaron en asamblea permanente para exigir que las obras se terminen y se entregue el edificio remodelado a los trabajadores.

 

Mañana se cumplen tres meses de su protesta y el lapso que el gobierno del estado se comprometió a terminar los trabajos de remodelación.

 

“Esta rehabilitación se viene trabajando desde el año 2012, con un máximo para la entrega de 12 meses, plazo que pusieron los Servicios de Salud de Oaxaca. Que por ser una remodelación, supuestamente sería rápido. Tiene avance del 22 por ciento. Están abandonadas las obras”.

 

El dirigente sindical dijo que desde el 2012, los servicios que presta el Centro de Salud Urbano número 1 lo hacen en un edificio que funcionaba como oficinas administrativas, por lo que no tiene las condiciones necesarias para prestar un buen servicio a los usuarios.

 

Los trabajadores protestan en los SSO para exigir una mesa de trabajo directamente con el encargado de la política educativa en el estado.

 

De no tener una respuesta, Ramírez Ruiz, afirmó que podrían radicalizar sus protestas y parar indefinidamente los servicios que ofrecen a la población. Desde hace tres meses, las únicas áreas que funcionan son vacunación, prevención y laboratorio.

 

“Estamos pensando en cerrar definitivamente laboratorio, vacunación y prevención, que aún están laborando. Es obvio el desinterés que están mostrando las autoridades, pese a que el Centro de Salud Urbano número 1 tiene 55 años dando servicio, más tiempo que el Hospital Civil y atiende a más de siete mil personas cada mes”, manifestó.