REFORMA

Virgilio Sánchez

Oaxaca, México. El Presidente estatal de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Benjamín Hernández informó que la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) emitió medidas cautelares en favor de los empresarios locales y de los ciudadanos.

 

Expuso que este organismo solicitó a los gobiernos federal y estatal recuperar los espacios que tienen en su poder los maestros de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

 

“Le concede a Oaxaca las medidas cautelares al libre tránsito, a la seguridad y a la liberación del centro histórico de la Ciudad de Oaxaca, entonces el Estado debe llevar a cabo estas medidas, entonces, tendría que liberar las vías de comunicación, tendría que imponer elementos de seguridad en el Estado porque no hay policía en las calles; y tendría que rescatar el centro histórico”, dijo, el empresario.

 

Hernández comentó que la semana pasada, a raíz de una queja presentada por las cámaras empresariales y apoyada con 3 mil 500 firmas de ciudadanos, este organismo autónomo otorgó las medidas cautelares.

 

Comentó que la Federación y el Gobierno de Oaxaca están en el plazo de responder si otorgarán o no estas medidas, aunque ambos pueden mantener su posición omisa.

 

“Como no son vinculatorias, aunque la Defensoría ya emitió su recomendación, entonces, el Gobierno se da por notificado y hasta ahí prácticamente llega”, manifestó.

 

En la queja que presentó la iniciativa privada y los ciudadanos acusaron a los maestros de la CNTE de violar los derechos de educación, seguridad, de libre tránsito, alimentación, trabajo y salud.

 

El representante de Coparmex en Oaxaca denunció que a pesar de la emisión de estas medidas cautelares el Ombudsman de Oaxaca, Arturo Peimbert, ha mostrado una posición parcial y omisa respecto a las violaciones de las garantías de la mayoría de los ciudadanos.

 

“No vi a un defensor que le hablara a todas estas gentes que finalmente decidieron ir a firmar una queja, histórica por cierto, es la primera vez que se entrega una queja en la Defensoría con más de 3 mil 500 firmas; creo que no es menor todo lo que está haciendo la sociedad, y un defensor que menosprecie este ejercicio de los ciudadanos, creo que dista mucho de lo que requiere Oaxaca como un defensor de los derechos humanos”, expuso.

 

En tanto, la Defensoría clasificó como reservada toda la información relativa a esta queja.