De acuerdo con el diario británico The Guardian, Angélica Rivera utiliza un departamento en Miami que pertenece a Grupo Pierdant, empresa que busca hacer negocios (contratos para desarrollar puertos) con el gobierno mexicano.

Como informó la propia esposa de Peña Nieto, en 2014, cuando el escándalo de la Casa Blanca, ella adquirió un departamento en el sur de Miami desde 2005. El diario británico arroja el dato de que la empresa Pierdant se hizo del 404 en 2009 (se supone que Angélica es dueña del 304), justo arriba del otro, aparentemente con la intención de anexarlo. Los inmuebles, informa el reportaje, comparten número telefónico y en 2014, Grupo Pierdant pagó el predial de ambas propiedades. A horas de circular la información en los medios y redes sociales, el vocero de la presidencia, Eduardo Sánchez, respondió que el texto faltó a la verdad y “es una especulación a todas luces dolosa“. Según la publicación inglesa, la propiedad cuenta con alberca, cancha de tenis y mayordomo. Está valuada en 2.5 millones de dólares. La pregunta es si pasando el tiempo el Presidente nos volverá a pedir perdón.

La Jornada / Dinero / Enrique Ochoa Galvan