Todo hace indicar que después del paro de actividades del sector empresarial y comercial de Oaxaca, el Gobierno Federal mantendrá oídos sordos a los reclamos de paz, orden y progreso. Y que la petición para que el presidente Enrique Peña Nieto y el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, se trasladen personalmente a la entidad, conozcan de primera mano y y se tomen las decisiones pertinentes y necesarias para que se rescate la actividad social, económica y cultural de nuestro estado, será sólo anécdota.

 

Luego del paro de actividades en más de tres mil negocios que se realizó este lunes, los oaxaqueños reanudaron sus actividades cotidianas, mientras que los integrantes de la Sección 22 de la CNTE que ha puesto de rodillas a la administración federal, reforzó su bloqueo carretero tanto en Hacienda Blanca como en Nochixtlán, en donde sus integrantes se han convertido en “señores de horca y cuchillo” al exigir “cuotas voluntarias” para dejar transitar a quienes se atreven a hacerlo.

 

Hoy queda claro que el Estado que no es capaz de proteger la vida y los bienes de sus ciudadanos y que la demanda interpuesta ante el Poder Judicial y la petición de intervención de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos para que emita una resolución por las omisiones de la autoridad, también son buenas intenciones que no van a cambiar el escenario actual de las cosas.

Lo único que queda claro es la secretaría de Gobernación no ha ofrecido ninguna información sobre los acuerdos pero la CNTE y en especial la Sección 22 se ha encargado de dar a conocer arreglos que supuestamente han surgido de la mesa de negociación. Aún no hay acuerdo para abrogar la reforma, pero Gobernación parece estar dando concesiones para las que no tiene facultades.

Por lo pronto, están felices porque ya se liberaron pagos a los maestros faltistas de Oaxaca y se les regresaron los descuentos hechos. Ya se liberaron algunos presos y habría restitución de algunos cesados como “los primeros logros obtenidos”, mientras que miles de oaxaqueños siguen sojuzgados.

 

… A VUELO DE PÁJARO

El presidente de la Mesa Directiva del Senado, Roberto Gil Zuarth, aseguró que el paro convocado por empresarios oaxaqueños fue para enviar un mensaje de solucionar al conflicto “en razón que la economía en esas entidades está en una situación crítica”. Anunció que el Senado hará un llamado durante su comparecencia al secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, para que se fijen tiempos, circunstancias y movimientos para solucionar el conflicto. La situación se compleja pero insistirán en que el Estado responda con el diálogo pero también aplicando la ley. Habrá que ver.

19 de junio

En breve se cumplirá un mes más de los sucesos de Nochixtlán, y la Comisión Especial de Seguimiento para los hechos ocurridos en ese municipio que encabeza Mariana Gómez del Campo, confirmó que aún no hay datos concretos para determinar qué ocurrió aquel domingo. Adelantó que el próximo 31 de agosto entregarán un informe ante el Congreso de la Unión con los datos que se obtengan después de conversar con todas las partes involucradas y corroboró que los pobladores no han dado el permiso para que ingresen las autoridades porque les tienen desconfianza.

¿Y ahora?

Tras la fracasada estrategia del Gobierno Federal para resolver el problema magisterial, Andrés Manuel López Obrador, dirigente nacional de Morena, no ha dudado en subirse al conflicto y desde ahí santificar. Ayer se pronunció en favor de las afirmaciones del empresario Alfredo Harp Helú, para pedir diálogo por encima de la represión en contra de los maestros de la CNTE, “porque no se resuelve nada con el uso de la fuerza”, pero se fue en contra de los pronunciamientos de Claudio X. González, porque es “extremista y provocador”. No se ha pronunciado en contra de los bloqueos carreteros que tanto daño están causando a los oaxaqueños y se brinda su aval a la Sección 22 que llevó a su partido a convertirse en una importante fuerza política de cara a las elecciones presidenciales.

Pendientes

En plena campaña para su reelección, Mario Félix Pacheco, secretario General de la Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSS), denunció un adeudo superior a los 700 millones de pesos, correspondiente a pagos de cuotas del sector salud al ISSSTE y cajas de ahorro, en perjuicio de más de 12 mil empleados. Asegura que a cada trabajador se le aplica cada quincena descuentos sobre créditos adquiridos y cuotas para garantizar su seguridad social. Pide una investigación, pues dice, los adeudos vienen desde la pasada administración. Y apenas se dio cuenta. Por cierto, también acusó que el Sistema de Protección Social en Salud, Seguro Popular, no aportó los recursos correspondientes para concluir con el pago del Fondo Estatal de Ahorro Capitalizable (FEAC), a más de 7 mil trabajadores regularizados y formalizados de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO).

_______________.

Volveremos

________________.