¡QUE CONSTE… SON REFLEXIONES!

“EN POLÍTICA, ECONOMÍA Y NARCOTRÁFICO, LA INFORMACIÓN PRIVILEGIADA LO ES TODO”

 

 

En realidad creo que es el tiempo de hablar de la NARCOPOLÍTICA, el narco financiamiento, los narco negocios y la narco guerra de distracción nacional. Cuando se habla en México de más de doscientos cincuenta mil asesinados en las calles, más de treinta dos mil desaparecidos, más de medio millón de desplazados y miles y miles de huérfanos y viudos producto de la NARCOGUERRA alentada por Felipe Calderón y vemos que impulsa a su mujer para que siga en el tema del poder, pensando en que no hay mejores administradores de la violencia que la derecha impulsada por los panistas y empresariado y los financieros del país, que son los verdaderos JEFES DE JEFES del narcotráfico a nivel nacional, debemos pensar en que se pretende generar una “guerra controlada” que evite los estallidos sociales en el país producto del hartazgo y del encabronamiento general del infeliciaje nacional.

Muchos nos preguntamos quién y cómo se controlan el enorme negocio del narcotráfico en el mundo que representa un nicho de negocios de más de trescientos mil millones de dólares anuales, y se habla de que el negocio en México, abarca más de setenta mil millones de dólares anuales. Por supuesto que no se controla por medio de los jefes mafiosos sanguinarios y violentos que nos presentan en la televisión cada vez que aumenta a la violencia y el negocio. No, claro que no, ellos, no son los verdaderos jefes de jefes. Los verdaderos jefes de jefes son los grandes banqueros e inversionistas que pueden lavar las enormes fortunas producto del negocio del narcotráfico. Por esa razón son tan protegidos en todo el territorio nacional y a nivel internacional, donde no se les toca ni con el pétalo de una investigación ni de una auditoría federal, estatal o municipal. Ellos, son los que garantizan el buen manejo de las enormes fortunas que se generan en el negocio del narcotráfico y garantizan el buen manejo de los recursos que obtienen los jefes mafiosos de los grupos que dan la cara, los políticos, los funcionarios, los empresarios y los policías y militares nacionales y extranjero que son los que operan el negocio en el mundo y el país.

Solamente basta recorrer un poco de la historia del control del narcotráfico en el país para observar que, los que primeramente operaron, fueron los presidentes y gobernadores en los estados del Norte y en la zona de producción de Tamaulipas, Veracruz, Sinaloa, chihuahua, Sonora, Guerrero, Oaxaca, Michoacán y Estado de México. La idea es que aquí se produjeran muchas de las drogas y se traficaran a los Estados Unidos, dejando inmensas fortunas que se canalizaron por los grupos políticos a los bancos y empresarios, como en el caso de Miguel Alemán y su grupo, que lograron un intenso tráfico y control con inversiones que se generaban en el país, para que tuviéramos un desarrollo que justificara y calmara a las buenas conciencias y nadie protestara bajo el pretexto de que se invertía en México y que, aquí, era el trampolín para la alberca del consumo norteamericano, por ello, se permitía el tráfico de braceros durante la segunda guerra mundial para que nosotros trabajáramos los espacios donde ellos no lo hacían, porque tenían ocupados a sus ciudadanos en la guerra y por tanto en el aumento del consumo de enervantes para sostenerse en la misma violencia que ellos generaron por medio de su economía de guerra.

Es vital recordar que los que autorizan la siembra de amapola para obtener los opiáceos, son los norteamericanos, con los acuerdos firmados con las autoridades mexicanas, y de ahí, se hicieron tontos con la producción de marihuana para que esta fuera el negocio de los mexicanos, obteniendo fortunas gracias a la relación de hampones, narcotraficantes, empresarios, políticos, policías, financieros y soldados. Por esa razón se van entendiendo las grandes operaciones, cuando vemos, por ejemplo, el escándalo Irán-Contras generado por la operación de la CIA en México, con los acuerdos políticos de los funcionarios y, cuando se descubren los datos y no se pueden ocultar por el asesinato de dos agentes de la DEA en el país, se tiene que provocar un giro enorme, y hay una gran crisis en las relaciones entre los grupos que operaron tradicionalmente el enorme negocio del narcotráfico en el país, y de ahí se provocan las pugnas y la violencia interna que genera la oportunidad[D1] de hacer una limpia de los grupos que controlan el negocio, y esto, permite al gobierno de los Estados Unidos hacer también una limpieza y selección de los nuevos operadores en México, y para ello, obtienen la cooperación incondicional de los financieros y especuladores mexicanos que son los que garantizan las buenas relaciones con un grupo de gobernadores, funcionarios y políticos en el país, así se ven los primeros movimientos, cuando se “secuestra o se auto secuestra”, uno de los más importantes especuladores financieros, para poder cobrar los seguros y dar o garantizar los pagos a un grupo político que tenía las ligas y el poder para hacer o sostener el poder en el país, no importando los escándalos y los asesinatos políticos que se dieran durante su gestión… así que ya podremos comenzar a reconstruir la verdadera historia del este inmenso negocio que, entre otras cosas, ha dejado un reguero de sangre, dolor y llanto entre miles de familias del país… pero, el negocio, va viento en boga. Por esta razón se provoca el FOBAPROA, para dejar los dineros intactos en manos de banqueros y bancos… de ahí, la narco política, deja de operar con la violencia…y como dijo Renato Leduc están en: “LOS VICIOS DE BANQUERO, GOCES DE HAMBREADOR”