La Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) asegura que no tiene dinero ni para pagar fianzas de sus líderes ex carcelados.

“Sí, efectivamente, iniciamos una cooperación porque nos falta para pagar; en varios casos apenas se está juntando el dinero; incluso se han tenido que pedir préstamos”, aseguró la integrante de la Secretaría de Asuntos Jurídicos de la gremial, Edith Santibáñez.

La también profesora precisó que en el caso de Rubén Núñez Ginez, quien alcanzó la libertad caucional el pasado 12 de agosto, tiene confirmado que se logró pagar la fianza de varios procesos locales y una federal, que sumaron un monto de 170 mil pesos.

“De los demás no tengo precisos los datos, pero en varios casos aún se está recolectando el dinero; me parece que incluso algunos pidieron prórrogas”, informó la integrante del equipo jurídica de la gremial adherida a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

El secretario General Núñez Ginez junto con Francisco Villalobos Ricárdez, secretario de Organización, fueron los dos últimos que salieron libres a condición de pagar fianzas, de un total de ocho miembros de la dirigencia sindical.

Culpan a gobierno

Por otra parte, maestros de Oaxaca que simpatizan con la CNTE culparon este domingo al gobierno por el no regreso a clases y la reanudación de bloqueos, a partir de mañana, además del cierre de la refinería de Pemex en Salina Cruz.

En un comunicado, el comité ejecutivo dijo que a más de 100 días de la jornada de lucha, que inició el pasado 15 de mayo, el gobierno de Enrique Peña Nieto “ha respondido con balas, sangre, asesinatos, represión, cárcel y un constante hostigamiento”.

Responsabilizó al gobierno federal de no iniciar el ciclo escolar, que debió arrancar en Oaxaca el pasado 22 de agosto:

“Aclaramos que hoy los maestros hemos dejado las aulas obligados por un gobierno que asume una política de oídos sordos, responde con represión y cárcel, y que a base del autoritarismo impone leyes que sólo benefician a organismos internacionales y grupos empresariales”.

Insistió en convocar a la población en general a seguir luchando hasta lograr la abrogación de la reforma educativa y justicia integral para las víctimas de Asunción Nochixtlán.

El Universal