Gildardo Mota

Oaxaca, oax.- A 25 días de que se realicen las elecciones de concejales en el municipio de San Pedro Ixtlahuaca, su actual presidente, Graviel García Ramos y un grupo de fanfarrones disfrazados de Agentes Estatales de Investigación, con pistolas en mano amedrentan a pobladores con el fin de imponer en calidad de próximo munícipe al ex Delegado de Tránsito del Estado, Jorge Duarte Escobar.

 

 

Y es que en menos de siete días, Graviel García Ramos realizó tres reuniones con vecinos en diversas colonias y barrios del municipio de San Pedro Ixtlahuaca, en cada evento asistió acompañado de su candidato, Jorge Duarte Escobar, ex servidor público del Gobierno del Estado cesado por corrupto, así como por el hermano del mismo, Alonso, también cesado por similar situación de Tránsito del Estado.

 

Las reuniones en referencia tuvieron como objetivo la de posicionar a Jorge Duarte Escobar como única opción para ser electo presidente municipal este 9 de octubre, el primer evento se realizó el 28 de agosto en la Colonia La Peña, el segundo el 4 de septiembre en la Colonia Las Razas y el tercero el 7 de los corrientes en la Privada de Insurgentes en la cabecera municipal.

 

A las reuniones y en calidad de “pistoleros” acudieron ex convictos como los casos de Natanael y Edgar y Marcos Cortés Reyes, (a) “La Linga” y “La Chona”, quienes estuvieron presos en los penales de Santa María Ixcotel y Santo Domingo Tehuantepec, por los delitos de secuestro, extorsión, robo de vehículos y tráfico de auto partes robadas.

 

El citado grupo de “pistoleros” lo conforma también el hermano del edil, Daniel García Ramos, ex agente de la desaparecida Policía Judicial del Estado y ex preso del penal de Santa María Ixcotel por el delito de homicidio, todos ellos, de acuerdo a versión de vecinos que pidieron el anonimato por temor a ser agredidos, se proveen de armas de fuego a través de un supuesto elemento de la AEI y hermano del presidente, Luis García Ramos.

 

En el caso de la Colonia Las Razas, la presidenta de colonos, Ana María García López se ha coludido con la autoridad en turno, pues en la reunión con sus representados aseguró que las obras que se han realizado en este núcleo poblacional son por la intervención de Jorge Duarte Escobar, similar situación ocurrió en la Colonia La Peña y en la Privada de Insurgentes.

 

A punta de pistola, como en los viejos tiempos del priismo, Graviel García Ramos pretende imponer su ley y de paso su candidato a presidente municipal, todo con el fin de que le cuide la espalda.