México.- La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) determinó que sus afiliados solo trabajarán tres de los cinco días hábiles en todas las escuelas de México, pues los otros dos días los dedicarán a continuar con sus acciones de lucha.

 

 

En tanto, los docentes de Michoacán manifestaron que se iban del campamento de la Ciudad de México a reaunudar las clases en el estado, “no por el llamado que nos hizo la autoridad de levantar el paro y tener el diálogo, sino como un reconocimiento a los padres de familia que nos han apoyado”.

 

Los profesores de la sección 18 Lilia Rodríguez, Ezequiel Magallán, Arnaldo Mota, Francisco Villa y José Pablo Álvarez explicaron que la lucha la continuarán en el estado y que cuanto antes estarán regresando a sus escuelas.

 

“Las asambleas representativas de cada estado acordaron trabajar y luchar a la vez; estamos comprometidos con el trabajo de formación de nuestros niños y allá vamos por el llamado que nos han hecho los padres de familia”, manifestaron.

 

Sin embargo, ante las celebraciones patrias, uno de los objetivos es la toma de palacios municipales “para dar el grito”.

 

Un dirigente de la sección 22 de Oaxaca dijo que “el paro del magisterio sigue y eso implica varios riesgos, incluso durante las fiestas patrias.

 

Los maestros de Michoacán agregaron que sus manifestaciones serán con mayor fuerza, al ratificar su rechazo a las “evaluaciones punitivas. No aplicaremos los programas del gobierno federal, sino el programa democrático de educación y cultura para Michoacán”.

 

Ayer salieron de la plaza de La Ciudadela los últimos contingentes de profesores de las secciones 18 de Michoacán y 7 de Chiapas.

 

Desde la mañana personal de limpieza del gobierno de la Ciudad de México barrió y lavó las baldosas de ese espacio que estuvo ocupado por los profesores de la CNTE desde hace casi cuatro meses.

 

El regreso a sus estados comenzó desde el martes por la mañana y conforme iban desocupando los espacios, grupos de indigentes se apropiaron de hules, lonas, y tarimas que dejaron los paristas.

 

Milenio / Con información de: Francisco Mejía.