Jorge Lazagorta y Rubicel de la Cruz anotan para el conjunto mexicano de ciegos y débiles visuales que evita terminar en el último lugar del torneo paralímpico al vencer a los africanos.

La Selección Mexicana de Futbol 5, para débiles visuales o ciegos, no podía irse de los Juegos Paralímpicos Río 2016 sin una victoria; salvó el honor con un triunfo 2-0 frente a Marruecos en duelo por el séptimo y octavo lugar.

 

 

 

En una de las canchas adaptadas del Centro Olímpico de Tenis, el conjunto mexicano se impuso a los africanos para evitar terminar en el último sitio del torneo paralímpico.

 

Jorge Lazagorta abrió el marcador al minuto 42, tras vencer al portero Ayoub Serrakh; mientras que el segundo tanto fue obra de Rubicel de la Cruz al 49′.

 

Dos anotaciones tricolores en la recta final no permitieron la reacción de los africanos, que se ubicaron en el octavo sitio de la clasificación, pero con el orgullo de disputar unos Juegos Paralímpicos.

 

México logró romper el cero en el último compromiso del certamen, dado que en sus juegos anteriores no pudo perforar el arco rival, tras caer frente a Argentina, China y España.

 

En esta disciplina los futbolistas de campo actúan con mascara o antifaz para una disputa limpia, ya que algunos jugadores pueden tener debilidad visual y no estar ciegos.

 

El portero es el único elemento que puede tener, incluso, una vista sana y es el encargado de ayudar al resto de sus compañeros con algunas indicaciones, sumado a que hay guías detrás de la portería que golpean los postes para ayudar a los disparos y la pelota posee una campana interior que hace ruido.

Aristegui, Noticias