Agustín Gutiérrez

 

 

Foto: Cortesía

 

Tras la conmemoración de las ceremonias del grito de Independencia y el tradicional desfile patriótico, los vendedores ambulantes regresaron al zócalo de la capital y reinstalaron sus puestos, en tanto que la Sección 22 incrementó su presencia en el lugar, y fue liberado el dirigente de comerciantes informales, Adán Mejía.

 

Poco después de concluir su marcha que partió del IEEPO, en repudio a los hechos ocurridos la noche del jueves, en que se enfrentaron policías y maestros, el magisterio logró ingresar a la plaza de la Constitución y tras un mitin se instaló.

 

En seguida, comerciantes ambulantes comenzaron a tender sus puestos en las cuatro vialidades que circundan el zócalo, mientras que la Sección 22 prevé ampliar su “plantón” nuevamente a las calles aledañas.

 

Por otra parte, autoridades policiacas reportaron la liberación esta noche de Adán Mejía López, quien desde hace un año ocho meses permanecía internado en el reclusorio ubicado en Santa María Ixcotel, acusado de diversos delitos, entre ellos daños a bienes del Estado.

 

Ni la Fiscalía General del Estado ni la Secretaría de Seguridad Pública han explicado las razones por las cuales fue puesto en libertad el también porro universitario, quien vandalizó en distintas ocasiones inmuebles públicos.