Alondra Mayoral, Guillermo y Santiago Rivera denunciaron que la Sala Indígena del Poder Judicial del Estado avaló el despojo injusto de su ganado por parte de las autoridades de San Cristóbal Suchixtlahuaca, bajo el argumento de un supuesto daño ambiental.

 

Alrededor de 15 meses atrás, 148 chivos les fueron arrebatados como pago por el presunto daño a una zona reforestada; sin embargo, afirman que tanto la Comisión Nacional Forestal (Conafor) y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) confirmaron que no hubo ningún daño.

Los dos pobladores de San Cristóbal Suchixtlahuaca sostienen que su ganado fue robado y además, son víctimas de hostigamiento en la población por defender sus derechos y exigir que les sean devueltos sus chivos.

“Nos mal miran, nos hostigan en cualquier parte del pueblo. Si vamos a traer leña, nos siguen. Mi caballo se lo lleva, le quitan un terreno a mi papá. Se debe a que para ellos no está bien que estemos peleando nuestros derechos”, dijeron.

Guillermo y Santiago Rivera informaron que interpondrán un amparo contra la resolución de la Sala Indígena que da la razón a las autoridades de San Cristóbal Suchixtlahuaca, encabezadas por el presidente municipal Celso Miranda Andrés y el síndico Álvaro Pérez Montes.

El robo de sus chivos, dijeron, asciende a más de medio millón de pesos; pero la cifra va en aumento, porque el ganado se reproduce.

Juan Carlos Zavala