Con la llegada del maestro Juan Trigos a la dirección de la Sinfónica de Oaxaca, se abre una nueva etapa con una orquesta más completa y disciplinada, con un repertorio que rescata la composición mexicana de música de concierto, lo que constituye una esperanza para el desarrollo musical en Oaxaca.

 

 

 

Así lo considera el experimentado músico Ricardo Rodis, quien destacó la realización de nuevas temporadas del trabajo de esta orquesta a más públicos, el cual es cada vez más exigentes y conocedor de la buena música.

 

El director de la Fonoteca Juan León Mariscal, estimó que es muy importante y fundamental que una comunidad artística como la oaxaqueña, cuente con una orquesta sinfónica, pues ayuda a acrecentar su vocación creativa y permite ampliar el espectro sonoro de una sociedad.

 

Respecto a la nueva etapa de la Sinfónica de Oaxaca, dijo que era muy preocupante lo que estuvo pasando por más de 20 años, pues parecía que no existía, pero ahora es una orquesta en forma y con un repertorio interesante, las expectativas cambian.

 

“Ahora lo que observamos con la Sinfónica es que es muy esperanzador, donde se nota un buen trabajo que hicieron desde el año pasado, cuando entró el maestro Trigos y se empezó a escuchar diferente a pesar de que contaba con poco más de 20 músicos y que ahora ha crecido para hacerla una sinfónica en forma” comentó León Mariscal.

 

Asimismo, otro aspecto que destacó es la creación de temporadas que requieren constantes ensayos con más músicos, lo que amplía la dotación musical y permite montar un mejor repertorio.

 

Al respecto, reconoció que la Sinfónica de Oaxaca es de las pocas orquesta que cuidan su repertorio, ya que está enfocado en la música mexicana del siglo XX y actuales, aunque también interpretan a los compositores clásicos como Mendelsson o Dvorack e incluso los latinoamericanos.

-0-