Juan Carlos Zavala

Oaxaca, Oax.- La Red de Periodistas de Puebla exigió al gobernador Rafael Moreno Valle una investigación pronta y expedita sobre el homicidio del reportero del semanario El Gráfico de la Sierra, Aurelio Cabrera Campos, quien fue asesinado el pasado 14 de septiembre.

 

 

La investigación, demandó, debe poner énfasis en el trabajo periodístico realizado, “pues es práctica común de las autoridades tratar de minimizar las razones periodísticas de los cientos de asesinatos de periodistas que desgraciadamente se contabilizan en este país en los últimos diez años”.

El periodista del semanario que se edita y distribuye en la sierra norte de Puebla fue asesinado a balazos, cuando viajaba en su vehículo sobre la carretera México-Tuxpan, a unos metros del puente Necaxa, en el municipio de Huauchinango.

De acuerdo con la Red de Periodistas, la policía del municipio de Juan Galindo fue notificada de manera anónima del hecho y se trasladó al lugar, a donde también acudió personal de la Cruz Roja del municipio de Xicotepec quién ofreció los primeros auxilios, pero aunque Aurelio fue trasladado al hospital falleció en la madrugada de hoy producto de las heridas.

“Hasta el momento las autoridades se han mostrado herméticas con respecto al móvil del homicidio del colega serrano, aunque se trata de una región que ha visto como en los últimos años se ha deteriorado la seguridad pública, y son frecuentes los episodios violentos relacionados con el crimen organizado”.

La Red recordó que en enero de este año, el diario La Jornada de Oriente reportó la denuncia del diputado federal Carlos Barragán Amador quién acusó que el crimen organizado ha logrado una penetración “terrible” en la Sierra Norte de Puebla. Y han sido frecuentes los hallazgos de personas ejecutadas en la zona.

“Los integrantes de la Red Puebla de Periodistas exigimos a las autoridades, a la Secretaría General de Gobierno, a la Fiscalía General de Justicia, y en particular al gobernador del estado, Rafael Moreno Valle, una investigación pronta y expedita sobre el homicidio del compañero en donde se ponga énfasis en el trabajo periodístico realizado, pues es práctica común de las autoridades tratar de minimizar las razones periodísticas de los cientos de asesinatos de periodistas que desgraciadamente se contabilizan en este país en los últimos diez años”.

Asimismo, exigieron al Gobernador de Puebla que cumpla con sus obligaciones de otorgar seguridad a los ciudadanos, debido a que en los últimos años el estado ha sido invadido por el crimen organizado.

“No estamos dispuestos a que Puebla comience a sumar cifras rojas por hacer periodismo, y cumplir con el trabajo de informar. No estamos dispuestos a que en Puebla se viva un baño de sangre como ha pasado en estados vecinos, y en donde los periodistas son las primeras bajas a lamentar”.