Oaxaca.— La Auditoría Superior del Estado (ASE) en Oaxaca detectó un quebranto a la hacienda pública por un monto cercano a los 3 mil 900 millones de pesos, en el que están involucradas autoridades estatales y municipales.

 

 

Ramón Icazbalceta Carrete, subauditor de la ASE, reveló que este organismo, dependiente del Poder Legislativo local, ha presentado hasta el momento 22 denuncias penales ante la Fiscalía General del Estado. “Hemos iniciado averiguaciones, pero no son tantas”, aceptó Héctor Joaquín Carrillo Ruiz, fiscal de la entidad.

 

De acuerdo con el responsable de la fiscalización de los recursos en la ASE, en un lustro se han integrado 356 expedientes por irregularidades en la comprobación del erario, en ayuntamientos y en dependencias estatales.

 

Además, hay en curso juicios resarcitorios por más de 2 mil millones de pesos y, en caso de recuperarse, será a través de la Secretaría de Finanzas que se deberán promover los juicios mercantiles, indicó.

 

Sobre las denuncias penales, Ramón Icazbalceta expuso que están bajo responsabilidad de la Fiscalía General, que deberá consignar ante la autoridad competente.

 

El subauditor de la ASE informó que son 650 entes públicos, entre ellos los 570 municipios del estado, cuyas cuentas se tienen que revisar cada año; no obstante, anualmente apenas abarcan 170.

 

Expuso que la razón es el bajo presupuesto que se destina al órgano, que en este año fue de 73 millones de pesos, lo que no es suficiente para revisar las cuentas públicas de todos los obligados.

 

“Si no fortalecemos a la ASE, no vamos a poder llegar a todos los entes fiscalizables, si se le dota de todas las herramientas y presupuestos, vamos a tener esas denuncias y más. Inclusive se nos puede medir económicamente cuánto cuesta la ASE al Estado y cuánto estamos recuperando de recursos”, dijo Ramón Icazbalceta.

 

“Si se nos dota de suficientes recursos financieros, me comprometo a fiscalizar a más. Es cierto, la ciudadanía duda mucho de sus autoridades cuando se habla de corrupción y no hay resultados en el combate al delito.

 

“Pero es una tarea de todos. En el caso de la ASE, presumimos elementos de este tipo y los presentamos ante una fiscalía. Se actúa o no, si hay elementos. Por eso pedimos que la fiscalía nos diga si están bien o mal integrados los expedientes, si no nos quedamos cortos. Tienen que ser todos, no solamente la ASE, quienes tenemos que dar resultados y acabar con la impunidad”, declaró.

 

La Fiscalía General de Oaxaca reconoció que hay indagatorias en curso en contra de autoridades municipales y funcionarios estatales por malversación de fondos; sin embargo, son apenas de ocho a 10 expedientes lo que se iniciaron, dijo Carrillo Ruiz, su titular.

 

Reveló que ediles de tres municipios son investigados por desvío de recursos, dos de ellos con órdenes de aprehensión, uno de los cuales está en la cárcel.

 

“Hay presidentes municipales en proceso porque promovieron un amparo. Cinco, seis averiguaciones previas se consignaron, se pidió orden de aprehensión y se ejecutaron algunos”, indicó el fiscal.

 

Informó que por la secrecía de las indagatorias no puede revelar los nombres ni los montos de los que se acusan a las autoridades.

 

Sólo uno está en prisión. El 30 de noviembre de 2015, la fiscalía aprehendió al ex alcalde de Pluma Hidalgo, Pochutla, Pablo Pérez Ramos, por el delito de abuso de autoridad y malversación de recursos públicos.

 

Fungió en el periodo de 2008 a 2010 y presuntamente desvió 7 millones 155 mil 752 pesos correspondientes al ejercicio fiscal 2010, ramo 33 Fondo III de aportaciones para infraestructura social y el Ramo 33 Fondo IV, de aportaciones para el fortalecimiento de los Municipios y las Demarcaciones Territoriales.

 

También se habría librado una orden de aprehensión por malversación de recursos financieros al ex edil de Tlacolula de Matamoros, Rolando López Maldonado; no obstante, la Fiscalía General del Estado no precisó mayores detalles de este último caso.

 

El Universal