* Grave error de la Sección 22 de agredir a periodistas

* Transportistas delincuentes impunes; SSP y Sevitra duermen

* Finalmente la Sección 22 volvió a los brazos del gobierno

 

 

Al gobernador Gabino Cué Monteagudo le quedan poco más de dos meses de su sexenio para tomar determinaciones fundamentales: acabar con la corrupción, investigar y sancionar los posibles saqueos y, lo más importante, sentar el precedente de que realmente cumplió con su compromiso de meter a la cárcel a quienes se han apropiado de manera indebida de los recursos del erario público.

Lo decimos por dos razones periodísticas fundamentales: esta semana se dio a conocer un desvío de recursos por tres mil 900 millones de pesos en los últimos cinco años, y hasta ahora no hay ningún “pez gordo” procesado; ni siquiera se han culminado las 22 averiguaciones previas iniciadas.

Asimismo, otra noticia que se dio a conocer, y que reprodujo NSSOAXACA, es la probable sanción, únicamente administrativa, a Germán Tenorio Vasconcelos, por haber desviado millonarios recursos destinados a la población más vulnerable.

En el primer caso, la información difundida profusamente a nivel nacional y estatal habla del quebranto al erario por parte de autoridades estatales y municipales por al menos tres mil 900 millones de pesos, según informó la Auditoría Superior del Estado (ASE).

Esto quiere decir que esa enorme cantidad de dinero no ha sido comprobada y que las autoridades salientes o actuales, no cumplieron con la exigencia del organismo de regresarlas a las arcas del erario, por lo que tuvo que proceder a la denuncia penal.

Sin embargo, la Fiscalía General del estado ha sido en este y en muchos casos excesivamente indolente y no ha actuado; dudamos mucho que actúe, pues el titular de esa dependencia, Joaquín Carrillo Ruiz no se caracteriza precisamente por tener una mano dura para indagar y castigar los delitos.

Imagínese que a un lustro, únicamente un ex presidente municipal está en la cárcel, por no querer devolver más de siete millones de pesos; claro, apeló al amparo y podría seguir en libertad el juicio, disfrutando del dinero que se robó.

Fuera de ello, no hay ninguna otra indagatoria de peso; pese a lo que se ha dicho y reiterado; pese a lo que es evidente, no hay absolutamente nadie en la cárcel.

Claro, nos estamos refiriendo al sexenio de Ulises Ruiz Ortiz, donde se habló y se denunció hasta la saciedad de los casos del ex gobernador, casualmente de un desvío de recursos por más de cuatro mil millones de pesos; de su hermano Hugo Ruiz que aunque no era funcionario, se enriqueció con obras infladas a costa del presupuesto de los oaxaqueños.

De Bulmaro Rito Salinas, que sólo estuvo poco más de un año en la cárcel y actualmente sigue disfrutando de su millonario botín; de Miguel Ángel Ortega Habib, quien también anda feliz recorriendo el país y el extranjero con cientos de millones de pesos, que incluso depositó a nombre de su sirvienta.

De Armando González Bernabé, con ranchos por doquier, sin que un solo pelo de la justicia le hayan tocado; la lista es larga en ese sexenio.

Pues bien, con Gabino Cué hubo investigación a medias pero jamás justicia; jamás aplicación de la ley, y ese será uno de los grandes pendientes.

¿Y qué pasará con sus actuales funcionarios y ex funcionarios? Bueno, hemos hablado hasta la saciedad de Germán Tenorio Vasconcelos, de Netzahualcóyotl Salvatierra, de José Zorrilla de San Martín Diego, entre otros, pero no pasa nada.

Aquí una pequeña parte de lo que reprodujo NSSOAXACA esta semana, del Diario Encuentro:

“Tras ser comprobados nuevos actos de malversación de recursos, el exsecretario de Salud de Oaxaca, Germán Tenorio Vasconcelos, recibió una inhabilitación acumulada de 80 años—cuatro sanciones de 20 años cada una—para ocupar cualquier cargo público por parte de la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental.

“De acuerdo con el titular de la dependencia, Luis Felipe Cruz López, la autoridad confirmó malos manejos por el orden de los 81 millones de pesos durante la gestión del exservidor público, quien, en 2014, un año antes de su renuncia, se hizo de un avión para uso privado, valuado en 3.5 millones de pesos, y cuya propiedad ocultó en sus declaraciones patrimoniales”.

Le quedan poco más de dos meses al gobernador Gabino Cué, ¿hará algo en contra de quienes integraron o aún integran su gabinete? O los dejará ir impunes, como ocurre también con el caso de Daniel Juárez López, ex secretario del Trabajo.

Viene Alejandro Murat Hinojosa a gobernar el estado a partir del 1 de diciembre. Una de las acciones con las que podría legitimar su inicial gobierno sería metiendo a la cárcel a los corruptos, anteriores y actuales, pues la sociedad ya está harta del robo descarado del presupuesto público.

Miles de ciudadanos depositaron su confianza en las urnas hacia Alejandro; miles de ciudadanos esperan que no los defraude y que, ahora sí, haya un verdadero cambio en el gobierno y en todos lados, a favor de la sociedad.

 

NIMIEDADES

1.- La Sección 22 se ha caracterizado por sus acciones vandálicas para doblegar al gobierno y lograr todo lo que ha querido: dinero, plazas, ascensos, multimillonarias prebendas a través de prestaciones salariales, cargos públicos y, sobre todo impunidad. Le ha caracterizado también la violencia en contra de los medios de comunicación, cuando se evidencian sus acciones de saqueo, robo, ataques a personas. Por eso el gremio que encabeza RUBÉN NÚÑEZ GINEZ actúa con agresividad en contra de las y los periodistas. Pero eso no es ningún argumento para que agreda a la prensa, que únicamente cumple con su trabajo de informar. ¿Hasta cuándo cesarán los ataques? Por cierto, el Estado, es decir las autoridades, han fallado también en su papel de garantizar el Estado de Derecho y la libertad de expresión.

2.- Otros que gozan de cabal impunidad son los taxistas y mototaxistas; ¿cuándo van a aplicar la ley en contra de ellos? Continuamente se agreden, y agreden a la sociedad, hasta con disparos de armas de fuego; queman vehículos, asaltan, violentan derechos de los demás. Y la Secretaría de Vialidad de CARLOS MORENO ALCÁNTARA, bien, gracias, sin tocar un solo pelo las concesiones de aquellos que cometen delitos; y el secretario de Seguridad, JORGE ALBERTO RUIZ MARTINEZ, bien, gracias, tolerando graves actos de violencia, mientras la sociedad se crispa cada vez más.

3.- Finalmente, la Secretaría de Gobernación y el gobierno de Oaxaca cedieron todo, todo, a la Sección 22. Fue LUIS MIRANDA NAVA, actual secretario de Desarrollo Social, quien negoció con la CNTE y les dio además de dinero, todas las canonjías, incluyendo la liberación de sus presos “políticos”; en breve saldrán libres los últimos 25 encarcelados, que pertenecían al FPR, y también en breve pagarán a los maestros que no han cobrado su sueldo, además de perdonar sus faltas e inicio tardío de clases. ¿También a eso se le puede llamar impunidad? Mientras la educación de la niñez cada vez peor, cada vez más ideologizada, cada vez más desastrosa.