Alberto Ortiz

 

 

Sergio López Sánchez, secretario de la comisión de Presupuesto del Congreso federal cuestionó el manejo arbitrario del Presupuesto del poder Ejecutivo por encima del Congreso, así como la política de beneficios fiscales a grandes empresas que sólo profundizan la pobreza y la desigualdad.

En el marco de la comparecencia del Secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP) José Antonio Meade Kuribreña, el legislador oaxaqueño calificó como paradójica la posición de José Antonio Meade, pues “acude a defender la catástrofe económica de un funcionario corrupto e inepto como Luis Videgaray”.

Calificó de contradictorias las medidas del recorte presupuestal que Hacienda aplicó para este año por más de 169 mil millones de pesos, por un lado y por otro, el anuncio del Ejecutivo de que esperan terminar 2016 con un sobre ejercicio del gasto.

De la misma forma criticó las reasignaciones presupuestales que se elaboran desde la Secretaría de Hacienda, pasando por encima de las facultades del Congreso.

López Sánchez identificó que el proyecto de presupuesto para 2017 profundiza la pobreza y desigualdad en este país al plantear recortar más de 74 mil millones de pesos a los sectores de educación, salud, desarrollo social y campo, lo que representa cerca de 13.5% menos para estos sectores respecto a lo aprobado el año pasado.

Por el contrario, expresó, triplican el presupuesto de la oficina de Opinión Pública de la Presidencia, y se condonan más de 188 mil millones de pesos a bancos, televisoras y otros consorcios. ¿Les queda claro a quiénes hacen más ricos y a quiénes más pobres con estas medidas?

“Para el PRD, el presupuesto es el principal instrumento de intervención. Por eso nos preocupa que el Ejecutivo castigue el casto social para dar continuidad a una dinámica de endeudamiento creciente” señaló.

Para tener mayor disponibilidad de recursos para el gasto social, la primera medida que se tendría que asumir es reducir a profundidad los gastos fiscales que suman más de 670 mil millones de pesos donde se incluyen regímenes especiales y condonaciones a grandes empresas mismas que sólo han contribuido en acentuar la profunda desigualdad económica y social de nuestro país.