· Más de 150 mil expedientes que datan de 1545 a 1549 serán resguardados en ese espacio especializado, informó el magistrado Alfredo Lagunas

 

El Archivo Histórico Judicial de Oaxaca es considerado como uno de los centros de documentación histórica más importantes a nivel nacional e internacional, conformado por más de 150 mil expedientes que datan del siglo XVI hasta la primera mitad del siglo XX, patrimonio que será resguardado en un espacio especializado en la Ciudad de los Archivos, próxima a concluirse en el Parque Las Canteras.

Al informar lo anterior, el titular del Poder Judicial, magistrado Alfredo Rodrigo Lagunas Rivera, resaltó la importancia de proteger el legado histórico y destacó el respaldo que la institución responsable de la administración de justicia ha recibido del gobernador Gabino Cué Monteagudo para la conservación del acervo antiguo, clasificado en 27 secciones documentales que comprenden más de 800 metros lineales.

 

El presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura participó recientemente en el acto presidido por el mandatario estatal para la instalación y toma de protesta a los integrantes del Consejo de Archivos del Estado de Oaxaca, órgano que reúne a representantes de los tres poderes, ayuntamientos y sociedad civil, y al que asistió también la presidenta de Apoyo al Desarrollo de Archivos y Bibliotecas de México (ADABI), María Isabel Grañén Porrúa.

 

En este marco, el magistrado Lagunas Rivera, quien fungirá como consejero, celebró que con la edificación de la Ciudad de los Archivos, Oaxaca se convierta en una de las primeras entidades del país en contar con un edificio construido específicamente para preservar documentos históricos, con las condiciones necesarias para su protección y aseguramiento, solo después del Archivo General de la Nación.

 

Respecto al legado documental del Poder Judicial, dijo que se conforma de documentos de 1545 a 1949, catalogados y capturados en bases de datos, y que corresponden a expedientes criminales de diferentes épocas y fichas catalográficas de documentos gráficos, entre otros. El escrito más antiguo que resguarda es un convenio sobre tierras fechado en el pueblo de Etlantongo el 13 de mayo de 1545.

 

Tener presente la historia de Oaxaca, a través del acervo documental de los archivos, sin lugar a dudas marca nuestro presente, de ahí la necesidad de conservarlo y atesorarlo en las mejores condiciones para que sea fuente de conocimiento de las futuras generaciones, puntualizó el magistrado Lagunas Rivera.