Durante julio los ingresos de los comercios mayoristas registraron su primera contracción desde febrero, mientras que las empresas comerciales al por menor tuvieron su peor avance en ingresos desde abril, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

 

 

El reporte sobre las empresas comerciales correspondiente al mes de julio muestra que la actividad en el sector comercial se está desacelerando, pues en dicho mes los ingresos reales (eliminando el efecto inflacionario) por suministro de bienes y servicios en los comercios al por mayor cayeron 1 por ciento frente al avance de 1.4 registrado en junio.

En las empresas comerciales al por menor, donde se incluyen tanto las tiendas de abarrotes como las de autoservicio y departamentales, los ingresos avanzaron 0.4 frente al avance de 1 por ciento en junio.

Aunque los ingresos de los establecimientos comerciales al mayoreo y menudeo crecieron en el último año (de julio de 2015 al mismo mes de 2016) a un ritmo de 5.3 y 8.7 por ciento respectivamente, las remuneraciones medias reales que pagaron a sus trabajadores apenas avanzaron 0.6 y 3.8 por ciento respectivamente,

El personal ocupado en el comercio al por mayor creció 7.3 por ciento en el último año, pero en julio creció apenas 0.5 por ciento respecto al mes previo.

En los comercios al por menor, el personal ocupado subió 2.3 por ciento entre julio de 2015 y el mismo mes de este año, pero en su comparación mensual registró un avance de 0.5 por ciento.

La Jornada.