Ciudad de México. El Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) efectuó este jueves su segunda subasta eléctrica, la cual eligió ofertas de energías limpias y potencia que cubren más de 80 por ciento de las necesidades solicitadas por la paraestatal Comisión Federal de Electricidad (CFE).

 

 

 

Durante un acto que atestiguó el secretario (ministro) de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, personal del Cenace corrió un algoritmo que seleccionó las ofertas más atractivas entre las presentadas por 57 firmas que calificaron para la subasta.

 

Al término de la subasta, de sólo unos minutos, el organismo informó que las ofertas ganadoras cubrieron 83,82 por ciento de los 10,6 millones de megawatts hora de energía solicitados por la CFE, la única distribuidora de electricidad a usuarios residenciales y comerciales en México.

 

En cuanto a potencia, que es la capacidad firme de generación, la subasta adjudicó el 80,05 por ciento de los 1.483 megawatts que la CFE estaba dispuesta a comprar durante el proceso iniciado en abril pasado.

 

El algoritmo también seleccionó propuestas que cubrieron 87,26 por ciento de los 10,6 millones de certificados de energías limpias (CEL) que la paraestatal había fijado dentro de su oferta de compra.

 

Cenace no precisó el número total de ofertas ni los nombres de las empresas ganadoras de la subasta, tras explicar que los resultados son preliminares y sujetos a una evaluación para corroborar que las propuestas cumplan con los requisitos.

 

La Secretaría de Energía dará a conocer el 28 de septiembre el fallo final de la subasta, en la cual participaron, en su mayoría, ofertas para desarrollar proyectos de energía solar fotovoltaica y eólica.

 

El gobierno federal prevé que la subasta eléctrica, la segunda que organiza en la historia, detone inversiones por 2.600 millones de dólares en el desarrollo de plantas generadoras de energías limpias, que están proyectadas para iniciar operaciones en 2019.

 

La Jornada