No es la primera vez que os hablamos del sexo anal ni de sus posturas. Es una práctica que a pesar de continuar siendo “tabú” para muchas parejas, cada vez suma más seguidores. El mes pasado os dimos algunos consejos esenciales para iniciaros en esta práctica tan placentera y que estimulará vuestro punto G al máximo.

 

 

Si quieres  innovar en la cama en el sexo anal, poneros manos a la obra y fichad estas posturas anales para disfrutar en pareja. La primera postura que os recomendamos es el clásico abrazo de lado, ideal para parejas que empiezan en el sexo anal o simplemente a conocerse. Tumbados de lado, el hombre – con las piernas separadas -penetra lentamente a la mujer. La postura del sofá, llamada así porque es perfecta para practicar en el sofá, es la otra que os recomendamos. La mujer debe apoyarse en él y, con el trasero levantado, esperar a ser penetrada por su pareja.

Si te gusta estar arriba y dominar a vuestra pareja, probad con la postura de la Cowgirl invertida. Colocaros encima de él pero de espaldas a su rostro. La revisión erótica es otra de las posturas ideales para llegar al orgasmo con el sexo anal. Tumbada sobre una mesa o lugar elevado y con las piernas abiertas, la mujer se deja penetrar por el hombre, de pie.

lLa penetración anal de lado mientras ambos miembros de la pareja están de pie es otra postura para sentir todo tipo de placeres. Contra la pared y con una de las piernas elevada y sobre una silla o taburete, el hombre penetra a la mujer medio de lado. Alguna vez se ha hablado de los beneficios del yoga para el sexo. Y si sois muy flexibles y queréis retos en la cama, probad con una de las posturas más complicadas. La mujer, flexionada creando un arco con su cuerpo, es penetrada por el hombre de pie.

Nosotras