Beirut. El gobierno sirio y las fuerzas rebeldes se enfrentaron el sábado por el control de territorios en las afueras de Alepo, en medio de múltiples bombardeos aéreos contra el bastión opositor tras el inicio de una ofensiva apoyada por Rusia, la cual ha dejado por los suelos los esfuerzos diplomáticos para poner fin al conflicto.

 

 

En su primer gran avance tras la ofensiva, el ejército y las milicias aliadas tomaron el control del campo de refugiados palestinos de Handarat, a pocos kilómetros al norte de Alepo, aunque el ataque fue contrarrestado por los rebeldes al caer la noche.

“Los aviones de combate están librando batallas feroces, porque esta es una batalla por la existencia”, dijo un oficial rebelde a Reuters.

Los rebeldes aseguraron que habían recuperado parte o la totalidad de Handarat, una afirmación negada por un comandante de una milicia cercana al regimen del presidente sirio, Bashar al-Assad. El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un grupo con sede en Londres que supervisa el conflicto, dijo que los combates estaban en curso.

Esta es la batalla más importante por Alepo desde que el ejército anunció el jueves una nueva ofensiva para lograr el control total de la ciudad, mediante feroces ataques aéreos que han matado a decenas de personas en el noroeste del país.

El asalto por Alepo, donde más de 250 mil civiles están atrapados en un sector sitiado de la oposición, podría ser la batalla más grande en una guerra civil que ha matado a cientos de miles de personas y generado unos 11 millones de desplazados.

Dos semanas después de que Moscú y Washington anunciaron un alto al fuego, Assad y sus aliados rusos e iraníes parecen haber puesto en marcha una campaña para ganar una decisiva batalla, que ha enterrado cualquier esperanza por resolver el conflicto por la vía diplomática.

Los residentes dicen que los ataques aéreos sobre Alepo han sido más intensos que nunca, ya que se están usando bombas más potentes. Rebeldes dijeron que los proyectiles impactaron el sábado al menos cuatro áreas de la oposición y que se cree que los ataques están siendo llevados a cabo principalmente por cazas rusos.