El secretario general de Gobierno de Oaxaca señala que algunos inversionistas son obligados a dar ayuda económica a las comunidades

OAXACA, Oax. El secretario general de Gobierno de Oaxaca, Carlos Santiago Carrasco, reconoció que los empresarios que arriban a la entidad para invertir en la apertura de negocios en algunas ocasiones son forzados a cubrir a la comunidad un apoyo económico, lo que no puede ser catalogado como extorsión.

 

Aseguró que en el caso de la instalación de los parques de energía eólica, la apertura de una carretera, la construcción de un centro de convenciones, centro o plaza comercial, algunos pobladores demandan a los inversionistas apoyos para utilidad de la comunidad, como el pago de servicios públicos u organización de una festividad.

 

“Las comunidades exigen que se les retribuya directamente por los eventuales beneficios del negocio”, mencionó el funcionario.

 

En relación con el evento ocurrido el jueves pasado, cuando los integrantes del Comité Regional de Parques Eólicos del Istmo Chigueze, retuvieron a dos directivos de la empresa española Gamesa, fabricante de aerogeneradores, a quienes les exigieron el pago de 500 mil pesos a cambio de liberarlos y permitirles trabajar en sus terrenos, expuso que las autoridades, organizaciones o colonos toman el acuerdo en asamblea general, según los usos y costumbres, de requerirle al inversionista local o foráneo un pago por la explotación de los recursos naturales,

 

“Siempre que hay una inversión y posibilidades de desarrollo surgen esos intereses”, lamentó.

 

El ingreso de un empresa es sometido a la aprobación comunitaria; es ahí donde se toman acuerdos, de las obligaciones y derechos del inversionista.

 

Afirmó estar enterado que en fecha reciente empresarios propietarios de los parques donde actualmente funcionan aerogeneradores han celebrado reuniones con los campesinos para acordar los términos de la continuidad del contrato de arrendamiento de los terrenos en la zona conocida como La Ventosa, en la región del Istmo.

 

Santiago Carrasco confirmó que la Fiscalía del estado abrió una carpeta de investigación por un presunto delito de extorsión en agravio de los representantes de la empresa Gamesa, aunque no se concretó dicho ilícito, a partir de que fueron liberados por agentes federales y estatales de investigaciones, como en su momento lo informó el secretario de Seguridad Pública.

INDUSTRIA AUTOMOTRIZ PIDE MÁS SEGURIDAD

Representantes del sector automotriz retomaron la mesa de trabajo con autoridades federales y estatales, con el fin de fortalecer la estrategia integral que les permita continuar sus operaciones comerciales en las mejores condiciones de seguridad.

 

La Comisión Nacional de Seguridad (CNS) afirmó que en la mesa participó, además de esta institución, la Secretaría de Economía, autoridades de Guanajuato, Aguascalientes, Veracruz, Zacatecas y San Luis Potosí, así como representantes de las empresas automotrices Fiat Chrysler, General Motors, Ford, Nissan, Volkswagen, Honda, Toyota y KIA, entre otras.

 

El presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), Eduardo Solís, reconoció el avance alcanzado desde que se estableció la coordinación permanente entre los empresarios, y las autoridades estatales y federales en estados como Guanajuato.

 

Sin embargo, consideró necesario avanzar hacia temas particulares como la disminución de los robos de refacciones y accesorios, así como la afectación a los vehículos, que se registran en los cargamentos que traslada el ferrocarril.

 

El subsecretario de Industria y Comercio de la Secretaría de Economía, Rogelio Garza, expresó la voluntad del Gobierno de la República para no cejar en el esfuerzo de buscar las mejores condiciones de operación para los industriales que mantienen su confianza para invertir en México.

 

Excelsior / Patricia Briseño