México.- El recorte de 51 por ciento al presupuesto 2017 de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) sumirá en la pobreza a 25 millones de personas que habitan en mil 115 municipios. Es una discriminación de Estado, afirmaron integrantes del Movimiento Nacional Indígena, integrado por 25 agrupaciones.

 

Es una traición del presidente Enrique Peña Nieto a los pueblos indígenas, pues en 2014, en su participación ante la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas, asumió el compromiso de impulsar su desarrollo, dijo Martha Sánchez, de la Coordinación Nacional de Mujeres Indígenas.

 

Carlos de Jesús Alejandro, de la Asamblea Nacional Indígena Plural por la Autonomía, explicó que el presupuesto para la CDI pasa de 11 mil 900 millones de pesos este año a 5 mil 806 millones de pesos. En 13 años de existencia de la CDI es la primera vez que se da un recorte tan fuerte.

 

Nos sentimos lastimados

 

En conferencia de prensa, integrantes del movimiento informaron que se reunieron con el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Francisco Martínez Neri, a quien le manifestaron: Nos sentimos lastimados, ofendidos e indignados por los recortes económicos que la Secretaría de Hacienda amenaza imponer. Es inconcebible que el Ejecutivo federal restrinja los apoyos fundamentales a los pueblos indígenas y otras áreas fundamentales para la nación.

 

Larisa Ortiz, de la Asamblea Nacional Política de Mujeres Indígenas, puntualizó: Nosotros no somos los culpables de que la economía del país se encuentre en ruinas ni de la falta de capacidad de los funcionarios.

 

Marcos Matías, de Altépetl Nahuas, advirtió que en caso de cumplirse la amenaza de la Secretaría de Hacienda de que el Congreso no modifique la propuesta del Presupuesto de Egresos de la Federación, el Estado orillará a la juventud indígena a sumarse a actividades ilícitas, a convertirse en sicarios, pues se les está denegando su derecho sagrado a una vida digna.

 

Los integrantes del movimiento hicieron un llamado a los legisladores a demostrar su independencia del Ejecutivo y aprobar un presupuesto que no condene a la pobreza extrema a la población indígena.

 

Informaron que el próximo 12 de octubre, en la Cámara de Diputados, realizarán un foro en el que adoptarán decisiones sobre las acciones a realizar si no se modifica el presupuesto.

 

La Jornada / Matilde Pérez U.