Esta disminución de los recursos afectara la matrícula escolar de los centros educativos tecnológicos, pues sin mantenimiento de la infraestructura no se podrá dar cabida a más alumnos.

 

 

El Tecnológico Nacional de México, que agrupa a 266 institutos tecnológicos y centros de enseñanza e investigación de todo el país, tendrá un recorte de 67% para la ampliación y el mejoramiento de sus planteles en 2017.

Esto pone en riesgo la meta de cobertura de 40% de jóvenes estudiando la educación superior para 2018, prometida por la administración del presidente Enrique Peña Nieto, toda vez que 14% de los estudiantes de nivel universitario están inscritos en un plantel Tecnológico, según análisis de la institución.

De acuerdo con el Proyecto de presupuesto de egresos, Hacienda prevé un presupuesto de 15 mil 530 millones de pesos al Tecnológico para 2017; 679 millones de pesos menos que lo asignado en 2016. Sin embargo, el recorte aplicará en dos rubros específicos: infraestructura y capacitación docente.

En 2014, por decreto presidencial, se creó el Tecnológico con la intención de “fortalecer” a la educación superior y ser un elemento para incrementar la cobertura y pasar de 32.1% registrado en 2012 a 40% al finalizar el sexenio.

El presupuesto para el Tecnológico en 2017 para el rubro “expansión de la educación media superior y superior”, es decir, la ampliación y mejoramiento de infraestructura prevé que un techo presupuestal de 373 millones de pesos, lo que significa 67% menos con respecto al año anterior, cuando tuvo mil 100 millones de pesos.

De acuerdo con análisis internos de la institución, este punto impacta directamente en la matrícula, porque “limita” la atención de la demanda. Para atender a los jóvenes que buscan un espacio en educación superior, “es indispensable” concluir las obras de infraestructura en proceso y dar mantenimiento a las 266 escuelas, tanto en aulas como en laboratorios, talleres y avanzar en el equipamiento.

Actualmente los tecnológicos tienen una matrícula de más de 556 mil estudiantes, nueve más que la Universidad Autónoma Metropolitana; pero según los análisis de la institución, el recorte impediría mantener el crecimiento de 23% que alcanzó con respecto a 2012, cuando había 470 mil alumnos.

Para conseguir la meta presidencial, agregan los análisis, el Tecnológico puede hacer “la mayor aportación” a nivel nacional, toda vez que la proyección de crecimiento con un presupuesto sin recortes alcanzaría los 620 mil estudiantes para 2018.

El programa para el desarrollo profesional docente también tendría una disminución al pasar de 55 millones 432 mil pesos en 2016 a 41 millones 989 mil pesos en 2017.

Las escuelas que integran el Instituto son una oportunidad para jóvenes de escasos recursos, quienes suelen tener menos posibilidades de salir de sus comunidades para estudiar alguna carrera universitaria.

El gasto por alumno de los institutos tecnológicos es menor en comparación con otras universidades. Mientras en la UNAM se eroga 100 mil pesos anuales por alumno, en los tecnológicos el gasto es de 30 mil pesos.

Algunos de sus alumnos obtuvieron el primer lugar y la medalla de oro en el torneo mundial de robótica Robotchallenge 2016, realizado en Viena, Austria en febrero pasado.

En los 266 planteles, se imparten 43 planes de estudio de licenciatura, de los cuales 68% están acreditados y reconocidos por su buena calidad. Además hay 12 especializaciones, 61 maestrías y 21 doctorados. La oferta educativa incluye sectores como el agropecuario, automotriz, energético, nanotecnología, nuevos materiales y tecnologías de la información y comunicaciones.