El equipo dirigido por Christopher Cuéllar debutará en el torneo ante Nueva Zelanda en el Estadio Internacional de Amán

 

AMÁN.- Ammán está llena de montañas, de aviones que llegan de Dubái y llevan la bandera de los Emiratos Árabes Unidos. Es la ciudad del comercio y la industria, la capital de Jordania y sus dos millones de habitantes.

 

Sede del Mundial Femenil Sub 17, en el que la selección de México, que dirige Christopher Cuéllar, compartirá grupo con España, Nueva Zelanda y el equipo anfitrión. Todo inicia mañana, después de la ceremonia de inauguración.

 

Pero ya los carteles, la imagen de la Copa y los artículos conmemorativos se ven en las calles y los lugares públicos. Mexicanas y neozelandesas abren la competencia en el Estadio Internacional de Amán, para luego cederle el turno a españolas y jordanas, que participan por primera vez en un torneo mundialista.

 

Dominamos un concepto: la garra y el coraje. El orgullo que está presente en nuestra cultura. Buscamos ser un equipo competitivo, que no pierda su estilo de jugar”, señala Cristopher Cuéllar, entrenador del conjunto mexicano. En Medio Oriente, el futbol también tiene su lugar.

 

Adrenalina /La Jornada