Alberto Ortiz

Constancia Carrasco Daza, magistrado presidente de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), afirmó ayer aquí que el proceso de selección de nuevos magistrados se encuentra totalmente blindado.

 

 

Entrevistado luego de que recibiera un reconocimiento por parte del Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca (TEEO), admitió que existen presiones para integrar el órgano jurisdiccional, mismas que no influirán en el veredicto.

Dijo que serán los mejores perfiles de hombres y mujeres, quienes formen parte del máximo tribunal electoral del país.

Reiteró que el proceso de designación de los magistrados que ocuparán un lugar en la Sala Superior del TEPJF, se encuentra blindado, al estar vigilado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Carrasco Daza anotó que los aspirantes deben pasar por un proceso de comparecencias y revisión de sus perfiles, en donde se advierte si tienen las capacidades suficientes para integrar la sala del TEPJF.

“En toda esta semana vimos las comparecencias que duraron mucho tiempo en la pluralidad de los integrantes del Senado con preguntas vastas y completas”, comentó.

El procedimiento es tutelado por la SCJN y posteriormente es el Senado de la República quien conoce del asunto, mismo que permite a la ciudadanía ver si los aspirantes son aptos.

El magistrado presidente, aseguró que las presiones en la designación de los magistrados se resuelve, basados enprocesos como el que actualmente realiza la SCJN y el Senado de la República, con comparecencias públicas, transparentes y debates.

Sostuvo que el Estado Mexicano tiene un reto en el ámbito electoral y en varios aspectos de la vida social, de darle vigencia al Estado de Derecho.