La Coordinadora celebró este viernes su segundo foro educativo, donde planearon una evaluación no punitiva y adaptada a cada región del país.

 

 

Cd. de México.- Como parte de su modelo educativo alterno, el magisterio disidente planteó la necesidad de desaparecer el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE).

 

“Nos pronunciamos por la cancelación del Instituto Nacional de Evaluación y construir un consejo nacional de educación verdaderamente autónomo dirigido por maestros y profesionales de la educación”, se leyó en un pronunciamiento al finalizar su segundo foro educativo este viernes.

 

Luego de distintas ponencias y mesas de trabajo, los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) diseñaron su propio modelo de evaluación, el cual no será de carácter punitivo, dijeron.

 

Precisaron que dicha evaluación alternativa será cualitativa, científica, estará contextualizada con respecto a cada región del país y partirá de la cosmovisión de los pueblos indígenas.

 

Víctor Zavala, líder de la Sección 18 de Michoacán, recalcó que fue una victoria del movimiento magisterial haber orillado a que la evaluación docente sea de carácter voluntario.

 

Mencionó que es una muestra de que la Secretaría de Educación Pública (SEP) y el INEE reconocieron que los maestros de la Coordinadora tenían razón al señalar las deficiencias de la reforma educativa.

 

“Y el INEE tiene que desaparecer porque es parte de la abrogación de la reforma educativa que pedimos”, expresó en entrevista.

 

Pedro Hernández, miembro de la comisión nacional educativa de la CNTE, indicó que, en caso de que no desaparezca el INEE, se le tiene que dotar de mayor autonomía.

 

Hernández refirió que todas estas exigencias son parte del modelo educativo que propone la CNTE, el cual será terminado una vez que se realice un tercer foro el próximo mes y se convoque a un congreso nacional en la materia a finales de este año.

 

Rechazó, también, el nuevo modelo educativo de la SEP, pues consideró que responde a intereses del empresariado y no toma en cuenta la situación real del país.

 

Por su parte, al clausurar el segundo foro educativo, Ramos Reyes, dirigente de la Sección 14 de Guerrero, exigió al Gobierno que respete y permita la implementación del modelo educativo que desarrolla la CNTE.

 

“Lo que hoy se determinó se tiene que respetar y el Gobierno federal, quiera o no quiera, lo tiene que respetar, porque aquí está la voz de muchos hombres y mujeres”, aseveró.

 

Reforma / Héctor Gutiérrez