Héctor Gutiérrez

Reforma

Cd. de México (02 octubre 2016).- En los últimos años, ha retrocedido la participación de las mujeres en cargos que implican toma de decisiones en las administraciones federal, estatal y local.

De acuerdo con la Estrategia Nacional de Cultura Cívica 2017-2023, realizada por el Instituto Nacional Electoral (INE), en 2015 puestos de esa naturaleza eran ocupados sólo en el 22 por ciento de los casos por mujeres; mientras que, en 2011, la cifra era del 28.8 por ciento y en 2014 alcanzó un 35 por ciento .

 

 

“Cabe señalar que ésta es la menor cifra que se ha presentado en los últimos 10 años. Principalmente de 2014 a 2015 tuvo un importante decrecimiento, de 35 a 22%”, apunta el estudio.

Los lugares en los que se presenta una mayor desigualdad de género, según el documento, son el Gabinete Presidencial, los ayuntamientos y las gubernaturas del País.

El estudio recalca que sólo el 11.11 por ciento de los Secretarios de Estado son mujeres, es decir, las titulares de Sedatu y SRE, Rosario Robles y Claudia Ruiz Massieu, respectivamente.

En cuanto a gobernadores, sólo hay una mujer, la de Sonora, Claudia Pavlovich; y en el ámbito local el 90.6 por ciento de los ediles son hombres.

El Poder Judicial tampoco se salva, pues de los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) únicamente el 14.3 por ciento son mujeres, y en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) solamente el 18.2 por ciento.

El estudio añade que en donde se han presentado mayores avances para erradicar la inequidad de género es en el poder legislativo, pues en la Cámara de Diputados se pasó de un 28.1 por ciento de diputadas en 2012 a 42.4 por ciento en la presente legislatura.

En tanto, en la Cámara de Senadores el 36.72 de sus integrantes son mujeres.

“Un elemento fundamental en un sistema democrático es la participación y representación política de todos los sectores de una sociedad; asimismo, dicha participación deberá darse en un plano de igualdad de condiciones”, advierte el documento.

“Sin embargo, hoy en día las mujeres tienen una limitada participación en los puestos de poder políticos, y en particular en aquéllos en los que se tiene mayor injerencia en la toma de decisiones”.

En contraparte, el documento señala que las mujeres son el sector de la sociedad que más participa en los procesos electorales.

Según el texto, en las elecciones presidenciales de 2012 más de 50 millones de mexicanos emitieron su voto, de los cuales, la tasa de participación de hombres fue de 57.78 por ciento y de las mujeres de 66.08 por ciento.