REFORMA/Redacción

Cd. de México (02 octubre 2016).- Lejos de querer combatir el problema, el dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa, solapa a Gobernadores que han sido acusados de corrupción, aseveró Ángel Ávila, presidente del Consejo Nacional del sol azteca.

A través de un comunicado, el perredista condenó que el líder tricolor haya ido ayer a Coahuila para dar su apoyo al Gobernador Rubén Moreira, sobre quien pesan acusaciones de desvío de millones de pesos a través de empresas fantasma.

“Enrique Ochoa miente al decir que va a combatir la corrupción en su partido y respalda de manera pública al Gobernador de Coahuila, Rubén Moreira, quien es señalado porque su Administración ha otorgado diversos contratos millonarios a supuestas empresas fantasmas y con ello ha generado un daño patrimonial al erario del Estado de Coahuila”, acusó.

“El PRI no ha cambiado absolutamente nada, sigue siendo el partido más corrupto y sigue solapando a Gobernadores acusados de actos de corrupción”.

Ávila advirtió que Ochoa forma parte de la red de complicidades que han saqueado Coahuila desde tiempos del también ex presidente del PRI y ex Gobernador, Humberto Moreira, hermano del actual Mandatario.

“Ochoa debiera pedir que la Procuraduría General de la República abra una investigación contra la familia Moreira, tal y como se están llevando a cabo diversas investigaciones en Estados Unidos, en donde están detenidos diversos priistas acusados se delitos fiscales”, indicó.

Por separado, el empresario coahuilense vinculado a Morena, Armando Guadiana, consideró que es una vergüenza el apoyo que manifestó Enrique Ochoa al Gobernador Rubén Moreira.

Indicó que eso es muestra de que el líder priista es más de lo mismo, incongruente y que no busca erradicar realmente la corrupción que existe al interior de su partido.

“Mientras se investiga al Gobierno de Coahuila por pagar a empresas fantasmas más de 150 millones de pesos; es lamentable y poco ético que se respalde a Rubén Moreira, es una burla para todos los coahuilenses que hemos sido agraviados por la monarquía de los Moreira”, reprochó en un comunicado.

“En estos últimos 11 años de corrupción no se puede dejar pasar por alto que hoy pagamos una deuda pública que fue adquirida con documentos apócrifos; más de 875 millones de pesos que se pagaron en la compra de aviones fantasma y autos chatarra con reporte de robo; mil 600 coahuilenses desaparecidos y las autoridades ni sus luces, esa corrupción respaldó Ochoa Reza”.